Las visitas a los internos alojados en las unidades penitenciarias de Santa Fe se reanudarán el próximo lunes, con muchas restricciones y tras más de ocho meses de suspensión por la pandemia de coronavirus, informaron hoy fuentes oficiales.

Cada una de las cárceles tendrá un protocolo específico aprobado por el Ministerio de Salud de la provincia y, en principio, las visitas tendrán carácter quincenal.

El secretario de Asuntos Penitenciarios, Walter Gálvez, informó además que están “analizando las salidas transitorias”.

“Estamos en medio de la pandemia, con lo cual la visita no va a ser semanal, en algunos casos quincenal, una por interno, y cada familiar tendrá que averiguar en la Unidad Penitenciaria cómo va a ser el protocolo”, añadió el funcionario.

Si bien los protocolos difieren en cada cárcel, habrá parámetros generales: no se permitirá el ingreso de personas de grupos de riesgo, niños o mujeres embarazas, y en cuanto a las medidas sanitarias, habrá distanciamiento y será obligatorio el uso de tapabocas, se les tomará la temperatura al ingreso y tendrán que firmar una declaración jurada.

“Nos aventuramos a este paso para poder llegar a las fiestas de otra manera”, dijo Gálvez y advirtió que, si hay inconvenientes, “se cierra nuevamente y vuelve para atrás”, aunque se mostró confiado en que “es el tiempo oportuno” para restablecer las visitas.

Finalmente, el funcionario santafesino remarcó que, a la fecha, no hay internos ni agentes penitenciarios fallecido a causa de coronavirus, pese a que hay 350 internos “de altísimo riesgo”.