Los encontró en una bolsa un vecino que paseaba su perro, quien luego le dio aviso a bomberos que ocasionalmente estaban en el lugar.

Un vecino que paseaba su perro halló en la noche de este viernes una bolsa negra con restos óseos en 3 de Febrero al 4100, en barrio Echesortu. Dio aviso a personal de Bomberos Zapadores de San Lorenzo que estaba ocasionalmente en el lugar y posteriormente intervino el fiscal de Homicidios Culposos Walter Jurado.

El hallazgo tuvo lugar cerca del Instituto Médico Legal de Rosario (IML) y el hospital Carrasco. Cuando el vecino vio los restos óseos le avisó a bomberos y éstos luego de encontrarlos cerca de un portón del Carrasco le informaron a la Policía. Arribaron al lugar agentes de la Brigada Motorizada, quienes realizaron una consulta al fiscal Jurado, de turno en Homicidios Culposos.

El fiscal ordenó la presencia de la Agencia de Investigación Criminal para la realización de medidas. Solicitó que los restos sean trasladados al Instituto Médico Legal para posible identificación. También ordenó el relevamiento de cámaras de la zona.