Un proyecto del concejal Lucas Simoniello busca incentivar la construcción de viviendas particulares en la ciudad mediante la división de lotes, pudiendo estos ser ser aptos para recibir créditos como el Procrear.

“Facilitar que más vecinos y vecinas puedan construir sus viviendas en nuestra ciudad” es el principal objetivo de un proyecto presentado por Lucas Simoniello en el Concejo Municipal. El concejal destaca que, si bien 8 de cada 10 personas del área metropolitana viven en la ciudad de Santa Fe, localidades como Rincón, Sauce Viejo o Recreo han crecido mucho en los últimos años, y en muchos casos debido a la imposibilidad de acceder a un lote y una vivienda en la ciudad capital.

“Esto genera que quienes vayan a vivir a estos lugares muchas veces no cuenten con algunos servicios básicos como agua o gas, y están lejos de sus lugares de trabajo o de las escuelas donde van sus hijos e hijas” explica Simoniello. “Por eso proponemos modificar algunas normativas que nos permitan incentivar la construcción de viviendas únicas en la ciudad”.

Subdivisiones

“¿Por qué cuando muchos santafesinos -algunos de ellos que hoy alquilan- deciden construir su casa no pueden hacerlo en Santa Fe y se tienen que ir a localidades cercanas? Este es el disparador del proyecto, lo que queremos lograr es desarrollar aquellas zonas de la ciudad que ya cuentan con todos o la mayoría de los servicios, como redes cloacales, pluviales, eléctricas, de gas y agua, en vez de que los vecinos y vecinas tengan que construir sus viviendas en otras ciudades o comunas”.

“El proyecto -detalló el concejal- específicamente apunta a facilitar la división de lotes, para que donde hoy se puede construir solo una vivienda se puedan realizar dos o más casas individuales, y aptas para que puedan ir de la mano con créditos como el Procrear. También buscamos fomentar que puedan construirse viviendas arriba o atrás de otras ya existentes, siempre y cuando el espacio lo permita”.

Esta propuesta –que ya fue ingresada al Concejo Municipal- está acompañada de otras iniciativas que, en el mismo sentido, buscan facilitar la construcción en la ciudad, a través la actualización del Banco de Tierras Municipal; la identificación de suelo público para la construcción de más viviendas; beneficios tributarios cuando los permisos sean para obras de construcción, refacción o ampliación de viviendas únicas familiares; agilización de los trámites e incorporación de nuevos sistemas de construcción y materiales a la normativa urbana. “Queremos incentivar un círculo virtuoso en la ciudad desde lo público y que involucre a los actores privados. Sabemos que el contexto es difícil pero son temas importantes para la ciudad. Debemos aprovechar el suelo que tenemos disponible para que más familias accedan a la casa propia. Para muchas sería un hogar que les permita tener un proyecto de vida en su ciudad”.