El Consejo provincial epidemiológico que por la pandemia del coronavirus asesora al gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, recomendó que se multe a quienes no usen barbijos y no cumplen con los protocolos sanitarios, informaron hoy fuentes oficiales.

Además, sugirió que se pida que “no se realicen” reuniones de fin de año, “por el riesgo de contagio que esto implica”.

Durante el encuentro que vía remoto Capitanich mantuvo con los integrantes de ese consejo, recibió esas sugerencias aunque la Legislatura provincial ya sancionó una ley provincial al respecto, explicó hoy el diputado Luis Obeid (Juntos por el Cambio), en diálogo con Télam.

El médico y legislador integra el Comité Técnico de Emergencia, que también asesora al gobernador en la pandemia, dijo que se propuso que “se entreguen barbijos o mascarillas a los sectores más vulnerables de la sociedad, que no tienen acceso a los mismos por razones económicas”.

Obeid apuntó que también se planteó al gobernador “continuar con la alerta sanitaria” tras alcanzar la semana pasada 290 casos de contagios de SARS-CoV-2, la cifra más alta registrada durante la pandemia.

Asimismo, Obeid dijo que se sumó la consideración de la conveniencia de “difundir el peligro del incumplimiento de las medidas de seguridad, como el uso de barbijos y el distanciamiento social como prevención para evitar el contagio del Covid-19”.

“El Consejo Provincial de Desescalada recomendó que no se realicen las recepciones de fin de año por el riesgo de contagio que esto implica”, apuntó el diputado teniendo en cuenta la posibilidad de que esas celebraciones se multipliquen casos de coronavirus.