El sujeto apresado tras el hallazgo del cuerpo de una mujer en Colón es un ex concubino de la ella. Tenía una restricción de acercamiento. “El caso, socialmente, duele”, dijo la periodista Marcela Ferreirós.

Una mujer fue hallada muerta este lunes por la noche, en el interior de una vivienda de la ciudad de Colón. Su cuerpo se encontraba en estado de descomposición, lo que hacía notar que la muerte databa de al menos tres días.

La Policía y Justicia manejan la hipótesis de que se está ante un femicidio, razón por la cual se dispuso la búsqueda y detención de su ex pareja, lo que se concretó este martes en la madrugada.

Al respecto, la periodista Marcela Ferreirós, indicó al programa A Media Mañana de Elonce TV que se trata de un “hecho bastante llamativo para la ciudad de Colón”.

Precisó que anoche “ante reiterados llamados de la madre al vecino, éste da conocimiento a la policía de que por el patio estaría viendo el cuerpo de una persona dentro de la vivienda”. Debido a ello, se hicieron presentes en el domicilio de Rufino Mir 81, personal de Bomberos, la Policía y el fiscal Alejandro Perroud.

Ferreirós confirmó que “el detenido es un ex concubino, el cual tenía una perimetral y lo detuvieron en la localidad cercana de Colonia Hugues”.

Acotó que por “el estado de descomposición es difícil saber las causas del deceso, por lo que el cuerpo será trasladado a Concordia para la realización de la autopsia. La Policía hizo un trabajo muy minucioso. Extrajeron muchas muestras y se deben esperar los resultados de las pericias”.

La trabajadora de prensa informó que la víctima “ya había hecho denuncias contra esta persona que está detenida. En octubre le habían dictado una perimetral”.

En ese marco, sostuvo que “hay muchas más mujeres que están siendo víctimas de violencia de género y la pandemia ha hecho que el sistema no funcione. Estás en pandemia, dentro de tu casa, encerrada, sin la posibilidad de que alguien te ayude”, describió.

Volviendo sobre el caso sucedido este fin de semana en Colón, expresó que el apresado “no tenía ni tobillera ni había un botón antipánico”. Y completó: “El caso de esta chica, socialmente, duele”.

Según trascendió, la fallecida es Gisela Grispi de 39 años de edad, cuyo cuerpo se encontraba en baño de la planta alta de la casa. En tanto, el detenido es Rubén Martiarena de 39 años.