El secretario de Sanidad de Estados Unidos, Alex Azar, reiteró hoy que se podría comenzar a distribuir la vacuna contra el coronavirus que desarrollan sus farmacéuticas Pfizer y BioNTech en ese país “poco después” del 10 de diciembre.

El Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) se reunirá ese día para abordar el pedido de autorización de uso de emergencia que ambas compañías solicitaron para su fármaco.

“Si todo va bien, podríamos distribuir la vacuna a las 64 jurisdicciones en 24 horas con la autorización de la FDA poco después del 10 de diciembre”, confió Azar durante una rueda de prensa del grupo de trabajo que se encarga de la vacunación.

El funcionario, citado por la agencia de noticias Europa Press, reiteró que las autoridades sanitarias esperan que la administración de la vacuna pueda comenzar “tan pronto como llegue el producto”.

Estados Unidos es el país del mundo más afectado por la pandemia, tanto en número de contagios como en el de muertos.

La primera potencia mundial registró en las últimas semanas los peores datos de casos y computó en las últimas 24 horas más de 169.000 positivos, con lo que eleva el total a 12,42 millones, en tanto los muertos se elevan a 257.701.