Hace poco más de un mes, Diego Maradona saludó a Estela de Carlotto por su cumpleaños número 90. Fue un mensaje cariñoso y sentido, como el vínculo que unía al grandioso diez con las Abuelas de Plaza de Mayo, que este miércoles salieron a despedirlo y a recordar esa ligazón emocional que unió su relación.

La palabra del colectivo hizo eje en algo que excedió el deporte, pero que caracterizó la vida del adorado futbolista: su compromiso con las causas populares y su sensibilidad.

“Las Abuelas también despedimos a Diego Armando Maradona -expresaron en un comunicado en sus redes sociales-. El Diego del pueblo, el que reparaba en las injusticias y el dolor ajeno. El Diego solidario, que supo decir verdades sin importar las consecuencias. El que nos llenó de alegrías y hoy su partida nos inunda de tristeza. Hasta siempre querido Diego. Gracias por tu generosidad. Vivirás en nuestra memoria”.

La noticia de la muerte del futbolista que llevó a la gloria a la Selección por última vez, cuando eternizó el estadio Azteca en el corazón de argentinos y argentinas, conmovió fuertemente a las Abuelas. Entre ellas, claro, a Estela de Carlottoa quien es imposible no pensar -en el recuerdo de una de las millones de escenas míticas de la vida de Maradona- junto a Diego en Sudáfrica, en aquel abrazo sentido que se dieron cuando el diez dirigía a la Selección en el Mundial 2010.

 

En un momento en el que todo suena a despedida, las palabras de Maradona a Estela en su último cumpleaños también resuenan de esa manera. Como el último elogio suyo a una mujer a la que admiraba. “Siempre voy a llevar este abrazo en mi corazón. Sos ejemplo de lucha y orgullo argentino”, fue su mensaje aquel día.

Pocas cosas podrán ser tan entrañables en la memoria popular argentina como el abrazo entre Estela y Diego. Y pocas palabras tan justas y lindas para despedirlo, como las que, en este día tan difícil, eligieron las Abuelas.