El secretario de Hacienda, Diego Gómez, lo presentará oficialmente hoy en el Concejo. Habrá más fondos para salud.

El presupuesto 2021 que la Intendencia enviará hoy al Concejo Municipal para su tratamiento y aprobación contempla un aumento del 10 por ciento en la tasa general de inmuebles (TGI) a partir de abril. Además, se prevé destinar más fondos a las áreas sociales y salud y una reducción del déficit a la mitad.

Los fondos municipales pasarán de 36 mil millones a 45 mil millones para 2021. Está contemplada una fuerte reducción del déficit para el año próximo y de los 1.700 millones de este año se pasará el año que viene a un achique que llegará a unos 800 millones de pesos.

En cuanto a los servicios de deuda (una de las principales mochilas de la gestión en materia financiera) se reducirán los cumplimientos del 11 por ciento de este 2020 a un 8 por ciento. Estos dos puntos representarán unos 1.600 millones de pesos menos en compromisos a terceros.

Hace casi un año los funcionarios del gabinete de Javkin expusieron en el Concejo Municipal una situación de virtual asfixia ante los compromisos de deuda contraídos. En esta ejecución presupuestaria de 2020, la amortización de deuda e intereses produjo casi el mismo porcentaje que los gastos de capital para obra pública; un 10 por ciento. Así, en su primer año al frente del Palacio de los Leones a Javkin le quedó el 80,2 por ciento para el pago de personal y gastos corrientes.

Un signo que se marcó mucho en cuanto a la “austeridad” es el sostenimiento en la estructura de la planta municipal. Seguirá en 12 mil agentes, un número que heredó de la gestión de Mónica Fein, luego de que durante los últimos años se venían produciendo incorporaciones considerables.

Uno de los puntos más representativos del presupuesto en este contexto de crisis, recesión y desocupación, lo dará el área social: se elevará de un 56 por ciento de la actualidad a un 61 por ciento para atender la emergencia alimentaria y social.

Y habrá un esfuerzo en elevar al menos dos puntos la inversión en salud, tras un 2020 marcado por la pandemia y las inversiones en infraestructura hospitalaria en un contexto de urgencia. Será del orden del 34 por ciento del total.

Con las potestades conferidas a la gestión anterior y en uso de esas facultades, el intendente Javkin le imprimirá a la TGI un aumento del 10 por ciento a partir de abril, con la actualización con un tope fijado por el Indec. Si bien existe hasta fin de mes una gran moratoria, habrá en 2021 otro beneficio fiscal para regularizar pago de tasas y servicios y el Derecho de Registro y Inspección (Drei), alícuota que se aplica sobre la facturación de los comercios, hoy muy castigados por la crisis y la pandemia.

Lo que se haga en Obras Públicas se reorientará a los barrios, ya se comenzó con la adjudicación en Villa Banana para la urbanización de todos los terrenos comprendidos por la apertura de las calles Gálvez, Virasoro y Rueda, con el correspondiente reacondicionamiento de cloacas y pavimentación e iluminación, trabajos que también tendrán la inyección de un crédito internacional.

Como ya es tradición en el esquema de ingresos del Palacio de los Leones, el 50 por ciento previsto serán recursos propios y el resto por coparticipación de tributos y servicios que llegarán desde el fisco provincial.

Presentación
El secretario de Hacienda municipal, Diego Gómez, acudirá hoy, a las 9.30, al Palacio Vasallo para presentar formalmente el presupuesto municipal 2021. Se estima que se expondrán los parámetros fundamentales y sus paralelos con los presupuestos nacional y provincial.

Pasado el mediodía comenzará la sesión ordinaria y se le dará ingreso formal al expediente que será tratado en la comisión de Presupuesto.

Será una instancia de debate que se inicia en el Vasallo, en simultáneo con una ardua discusión en la Legislatura en base al proyecto de la Casa Gris: un cálculo de recursos que asciende a 510.000 millones de pesos y el de gastos a 519.000 millones, al tiempo que prevé un incremento de 27,8 por ciento de la inversión real directa.