Así se manifestó el concejal Eduardo Toniolli en relación con los dichos de la secretaria de Movilidad, Eva Jokanovich, quien sostuvo que revisarán las líneas de colectivos que tengan pocos pasajeros.

En el marco de diversas declaraciones de funcionarios ejecutivos sobre el rediseño del sistema de transporte de Rosario, el concejal del PJ Eduardo Toniolli manifestó a El Ciudadano que “la tensión entre la calidad del servicio y la rentabilidad de las empresas no puede resolverse llevándose puesta la movilidad de los rosarinos”. En la mañana de este miércoles, la secretaria de Movilidad municipal había declarado a Radio 2 que “hay líneas con pocos pasajeros, que por momentos circulan vacías, y otras líneas que hay que reforzar como en este momento la 153. Hay que apostar a un sistema más acorde a la realidad de hoy”.

En ese marco, Toniolli planteó que es “razonable y entendible un reordenamiento y achicamiento del sistema de transporte durante la pandemia o en un escenario en los que hay actividades laborales reducidas y no hay clases presenciales”.

Sin embargo, el edil subrayó que “lo que es razonable para un escenario con menos demanda o una caída de la demanda muy marcada no lo es para una etapa como la que se avecina a partir del año que viene, sobre todo con el inicio de clases presenciales”.

El concejal resaltó que el transporte es un servicio público y que desde esa perspectiva es que hay que ejecutar un reordenamiento del sistema de transporte.

“Nosotros lo que planteamos es que lo que el intendente acuerde con las empresas de transporte debe volver al Concejo, básicamente porque a través de los nuevos contratos se le van a sacar exigencias que estaban en los pliegos a las empresas. Esos pliegos fueron aprobados por el Concejo”, planteó.

Jokanovich sostuvo más temprano que “un colectivo vacío se vuelca a la tarifa, es sostenido por los trabajadores que lo necesitan. Y, sobre todo, es costeado a veces cuando no se pueden pagar los sueldos”. Para la funcionaria, “la pandemia terminó de destruir el sistema. A nadie le sirve ver colectivos vacíos por la calle”.

Así explicó que actualmente se traslada en colectivos el 25 por ciento de los pasajeros que los utilizaban antes de la pandemia del coronavirus. “Va a ser muy difícil llegar a los 450 mil pasajeros diarios, pero tenemos alrededor de 100 mil. Elevar ese número es una de las prioridades”, consideró. Planteó que no va a haber financiamiento suficiente con el esquema de transporte actual.

En este sentido, Toniolli sostuvo que, en el marco de la pandemia, “todo reordenamiento es explicable y justificable en base a que hay una demanda menor, pero cuando haya recuperación de usuarios hay que seguir poniendo como eje la demanda”.

Especificó que desde Nación y provincia hay una apuesta a seguir sosteniendo el servicio, también con la aprobación del Boleto Educativo Gratuito. “Desde la provincia se transfirieron 2 mil millones de pesos a Rosario. El gobierno nacional triplicó los subsidios en el interior; de 6 mil millones pasó a 17 mil millones este 2020”, recordó Toniolli.

“En los últimos días lo que vemos es que hay una desidia política del Estado municipal en empezar a poner la pelota en el gobierno nacional y provincial, a pesar de los esfuerzos claros y evidentes por aumentar los subsidios”, describió.

Finalmente, el concejal señaló que el Ejecutivo debería habilitar el debate en el Concejo para además considerar que crezcan los recursos municipales en esta dirección.