Defensa Civil alertó sobre los peligros que trae aparejada la tormenta que se abate sobre la ciudad y la región.

Las lluvias que había pronosticado el Servicio Meteorológico Nacional para Rosario y la región se abatieron, después de algunos cabildeos, con gran fuerza sobre la ciudad. A media mañana se precipitó el chaparrón más intenso que, aunque no se extendió en el tiempo, llegó a anegar algunas calles.

“Fue corto pero muy intenso, así que complicó el drenaje del agua, pero rápidamente la situación se noramlizó”, explicó a La Capital el titular de Defensa Civil, Gonzalo Ratner, quien lidera un equipo que, desde que se lanzó el aviso del temporal, trabaja para resolver los problemas que suscita la tormenta.

“Hasta ahora está todo bajo control, solo tuvimos ocho denuncias por inconvenientes con el arbolado público, caída de algunos especímenes y de ramas de gran porte”, reportó Ratner, y agregó: “Las cuadrillas están trabajando en cada de los lugares donde se reportaron problemas y solucionando los casos”.

Uno de los casos que demandó más esfuerzo se dio en pleno centro, en Paraguay entre Mendoza y San Juan, donde un árbol se deslizó contra el frente de una casa y quedó apoyado sobre uno de los balcones. Ante el temor de que se desploma se trabajó contrarreloj para quitar el espécimen del lugar.

Una cuadrilla trabajó con sierras eléctricas y la asistencia de una hidrogrúa, para poder operar en altura, y así primero aligeró el tronco de las ramas más gruesas y después cortó el árbol para poder quitarlo sin peligro para los transeúntes y los ocupantes de la vivienda donde había quedado apoyado.

Ratner confirmó que, además de destapar desagües callejeros y retirar árboles y ramas que obstruían veredas y calzadas, se atendieron los llamados de vecinos por la caída de ocho postes de alumbrado de la EPE y otros servicios en distintos puntos del municipio. Se atendieron los reclamos con gran celeridad por el peligro que representa los cables eléctricos cortados.

“En principio, el alerta por tormentas fuertes se renovó hasta las 15.30, por lo tanto, le recomendamos a los rosarinos que se queden en lugares seguros, para evitar correr riesgos”, advirtió Ratner, y añadió: “Es un temporal con gran actividad eléctrica y ese es siempre un peligro grande”.