Días atrás la floración bacteriana se había registrado en el Delta del Tigre y hoy apareció en Remeros Alberdi.

El agua verde anoticiada días atrás en el Delta del Tigre apareció esta mañana en las costas del río Paraná en Rosario. El avistamiento se produjo en la franja norte de la ciudad que ocupan instituciones deportivas, específicamente en la caleta de embarcaciones de Remeros Alberdi, club ubicado en el Paseo Ribereño y la bajada Puccio, en el barrio de La Florida.

Los expertos ya advirtieron que el manto de color verde fluorescente que se observa en las aguas del Paraná es perjudicial para la salud humana, aunque Aguas Santafesinas descartó de plano problemas en la calidad del suministro.
PUBLICIDAD

TE PUEDE INTERESAR…
Así luce el río Paraná en el Delta (Gentileza: Impacto Local).
LA CIUDAD
Alerta por un manto color verde en el río Paraná: ¿puede pasar en Rosario?
El fenómeno, llamado bloom o floración bacteriana, se manifiesta por la alteración de esas bacterias debido a la conjunción de diversos factores. Entre ellos el calor, y la bajante y contaminación del curso. Los niveles de agua del Paraná son escasos en términos históricos produciendo efectos de poca circulación y menor velocidad del agua para moverse. Así, y en lugares de poca renovación, el flujo se estanca y se van depositando bacterias que, ayudadas por las altas temperaturas, se reproducen con mayor facilidad.

Garantía de calidad
Fuentes de la empresa Aguas santafesinas ratificaron hoy a La Capital que no se registró la presencia de las bacterias referidas, y que el servicio no se verá afectado ya que las tomas de agua están en lugares de alto flujo del líquido. Adelantó además que, si ocurriese de todos modos, el proceso de potabilización garantiza la eliminación de los contaminantes.

Vade retro agua espesa
Las bacterias fotosintéticas filamentosas o cianobacterias, de ellas se trata, generan una especie de alga que evidencia la presencia de materia orgánica o fertilizante. Debido a la alta toxicidad de la también denominada agua espesa, no está recomendado bañarse en lugares donde se concentren aguas verdes flúos ni consumirla, sea para uso humano o animal.

En su oportunidad, el viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación Sergio Federovitsky, alertó sobre las causas del fenómeno: “Son un indicador de la contaminación del río” y fue más allá: “El nivel de contaminación orgánica es muy alto”.