Los principales dirigentes del PRO mantendrán esta tarde su primera cumbre presencial desde que se declaró la pandemia de coronavirus, en la que buscarán cerrar frentes internos y trabajar la unidad del partido, que mostró diferencias en los últimos meses.

Según confirmaron fuentes de PRO, el encuentro está pautado para las 18 y se hará “al aire libre” en un club de zona norte, para no generar conflictos con el distanciamiento social dispuesto por el coronavirus.

La idea original fue de la presidenta del partido Patricia Bullrich, que enseguida lo consultó con el expresidente Mauricio Macri -su jefe político- y con el titular del Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, con quien habla asiduamente, y ambos aceptaron inmediatamente, explicaron los voceros partidarios.

La reunión busca juntar a los referentes de PRO en los distritos con más presencia y a sus jefes parlamentarios.

Por eso, además de Macri, Bullrich y Rodríguez Larreta, estarán los intendentes Jorge Macri (Vicente López), Néstor Grindetti (Lanús) y la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, junto al vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli y Eduardo Macchiavelli (funcionario porteño y secretario del PRO).

Se sumarán los presidentes de los bloques del PRO de Diputados, Cristian Ritondo, y del Senado, Humberto Schiavoni, junto al mendocino Omar De Marchi -que el año próximo reemplazará en la vicepresidencia de la Cámara baja a Álvaro González-; el diputado por Santa Fe Federico Angelini y la senadora por Córdoba Laura Rodríguez Machado, integrantes de la conducción partidaria.

“Con la foto de Elisa Carrió se generó un tensión innecesaria, porque el encuentro además estaba pautado hace mucho”, explicó uno de los organizadores, en referencia a la visita de Vidal y Rodríguez Larreta a la casa de la fundadora de la Coalición Cívica y socia principal del PRO en Juntos por el Cambio.

Horas antes, Carrió había dicho en una entrevista que “Macri ya fue” y su foto con los otros líderes del PRO pareció dirigida a mellar al exmandatario.

“Tenemos que resolver también muchos temas internos que no teníamos cuando éramos Gobierno, como las internas, la apertura del partido a otras fuerzas, y la llegada a las provincias”, agregó la fuente