Las ráfagas de vientos provocaron voladuras de techos, caídas de árboles y postes de luz, y hasta derrumbó el tapial de un colegio. La EPE trabaja para reponer el servicio en el Hospital, que por ahora se abastece con grupos electrógenos.

El fuerte temporal de lluvia y viento provocó daños y destrozos en las ciudades de Vera, Margarita, Reconquista y Avellaneda, entre otras zonas del noreste de la provincia de Santa Fe

El periodista Juan José Storti relató que la tormenta se desató minutos antes de las 19 horas y que los vientos alcanzaron los 87 kilómetro por hora. “Tumbó árboles, tapiales, postes de luz. En los clubes hubo voladuras de techos. Es triste el panorama. Estamos sin energía eléctrica, incluso el hospital no cuenta con energía de red y se abastece con grupos electrógeno” sostuvo Storti

Agregó que no hay familias evacuadas, aunque el municipio de Vera habilitó al Club Gimnasia como refugio.

El mayor trabajo ahora está en manos de la EPE, que debe restablecer cuanto antes la energía eléctrica, sobre todo para el hospital que cuenta con una alta demanda por pacientes con Covid-19.

También personal del municipio de Vera tendrá un arduo trabajo para levantar los árboles caídos, muchos de ellos sobre autos que estaban estacionados en la vía pública.

Y desde la provincia se asistirá a las familias que sufrieron daños en sus viviendas, con voladuras de techos.