El ex presidente Mauricio Macri calificó este lunes como “un ajuste de cuentas” por parte del kirchnerismo la causa judicial en su contra por el supuesto espionaje ilegal durante su gestión.

 

Además, Macri se mostró confiado en que la Argentina va a “entrar en un proceso de 20 años de crecimiento”, aunque alertó que será “con un gobierno capitalista y pro-empleo”.

El líder del PRO se pronunció así al participar de forma virtual del XIII Foro Atlántico de la Fundación Internacional para la Libertad, junto a figuras internacionales como los presidentes Sebastián Piñera (Chile) e Iván Duque (Colombia) y el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

“Vamos a entrar en un proceso de 20 años de crecimiento con un gobierno capitalista y pro-empleo”, sentenció el ex mandatario, quien además remarcó que “el populismo regala presente hipotecando el futuro”.

Macri también volvió a alertar por la situación institucional que vive el país en medio de la pandemia, y afirmó que la vicepresidenta (Cristina Kirchner), con apoyo del presidente (Alberto Fernández), quiere cambiar la mayoría (en el Senado) para poner un fiscal militante”, en referencia al procurador general.

Sobre la denuncia de espionaje ilegal, remarcó: “Es claramente un ajuste de cuentas, quieren equilibrar la situación procesal de la ex presidenta con la nuestra. Nosotros no espiamos a nadie”.