Mediante el decreto Nro. 1640, el gobernador Omar Perotti autorizó la reanudación de la actividad turística en la provincia de Santa Fe. La decisión se conoció después de que la Nación diese el aval respectivo a la solicitud que había elevado el gobierno local. De este modo, y después de nueve meses de inactividad casi total y de innumerables protestas y reclamos, el sector podrá comenzar a normalizarse.

La habilitación se concede en vísperas de un fin de semana extralargo y, precisamente, prevé el reinicio de la actividad desde este mismo sábado 5 de diciembre. A partir de ese día, estará permitido el “turismo interno de residentes” en toda la provincia. También, para los propietarios de inmuebles o complejos turísticos, aunque no sean residentes en la provincia, para concurrir y alojarse en los que son de su propiedad.

En tanto, el decreto establece que el “turismo receptivo” se habilitará de manera gradual y segmentada, teniendo en cuenta la situación sanitaria en las diferentes regiones de la provincia sobre la base de la evolución de la pandemia. Así, la disposición administrativa plantea que ya a partir del próximo sábado, el turismo receptivo estará permitido para cinco departamentos del sur, donde la situación epidemiológica está más controlada. Se trata de Rosario, Caseros, Constitución, General López y San Lorenzo. En el resto de la provincia, en tanto, dicha habilitación regirá a partir del 21 de diciembre.

Requisitos

La habilitación de las autorizaciones respectivas estará sujeta al cumplimiento de una serie de condiciones. Entre ellas, la implementación y sujeción a los distintos protocolos aprobados por los Ministerios de Salud y de Trabajo. Ello regirá para los lugares de alojamiento, complejos de cabaña, campings, playas y balnearios, guías de pesca y embarcaciones, y turismo aventura. En todos los casos se deberá respetar hasta un 50% de las plazas disponibles, como también, ceñirse a las recomendaciones e instrucciones de la autoridad sanitaria.

En cada oportunidad, las personas que quieran participar de las actividades turísticas mencionadas deberán registrarse en la aplicación COVID – 19 Provincia de Santa Fe, y completar con carácter de declaración jurada el formulario que allí se encuentra, además de obtener el certificado de circulación correspondiente.

En el caso de viajar con menores de edad, el adulto responsable deberá consignar en la aplicación los datos de ambos, en el campo asignado al efecto, en la aplicación santafesina.

Las autoridades provinciales y locales coordinarán los procedimientos de fiscalización para garantizar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social, preventivo y obligatorio y los protocolos vigentes.

Si las autoridades locales detectaren un signo de alerta epidemiológico o sanitario, deberán comunicarlo de inmediato a la autoridad sanitaria provincial; que podrá recomendar al Poder Ejecutivo la suspensión total o parcial con carácter preventivo, cuando la evolución de la situación lo aconseje.

Cambio de horarios

En otro orden, por decreto 1628, estableció a partir de diciembre nuevos horarios de cierre para algunas actividades y servicios. El texto ratifica la etapa de distanciamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 20 de diciembre de 2020 inclusive, siguiendo la normativa nacional. Sin embargo, los natatorios a los fines de la práctica de las actividades gimnasia acuática, gimnasia terapéutica, entrenamiento y enseñanza de natación podrán estar abiertos hasta las 22 horas.

Asimismo, la pesca deportiva y recreativa en la modalidad desde costa y embarcados, navegación recreativa, actividades de los clubes deportivos vinculados a las mismas y de las guarderías náuticas, a los fines del retiro y depósito de las embarcaciones estará permitida hasta las 21 horas.

Las modificaciones son en función “de la época del año que nos encontramos atravesando, con mayor cantidad de horas diarias de luz solar, y el hecho de que muchos participantes de tales actividades se suman a el las luego de terminada la jornada laboral”.