El Gobierno de Grecia decidió ampliar una semana más, hasta el 14 de diciembre, el confinamiento para contener la pandemia de coronavirus, ya que considera que los datos actuales no permiten ningún tipo de relajación.

El Ministerio de Sanidad griego informó de 2.186 nuevos casos de Covid-19, con lo que el total se elevó a 109.655 desde el inicio de la pandemia.

La cifra de fallecidos aumentó a 2.606, con 89 más que en la jornada anterior, mientras que 613 pacientes permanecen en hospitales conectados a un respirador.

El portavoz del Ejecutivo, Stelios Petsas, afirmó hoy que los últimos datos muestran “una estabilización o incluso una reducción” de los contagios, pero “menor a lo que se esperaba” cuando se ordenó el confinamiento.

Se trata de la segunda extensión de la última cuarentena, que comenzó a regir el 22 de noviembre en plena segunda ola de coronavirus en Europa y debía terminar inicialmente el 30 de noviembre.

Petsas subrayó que las altas superan a los nuevos ingresos en hospitales, pero agregó en algunos centros médicos del norte de Grecia sigue habiendo una “grave presión”, informó la agencia de noticias DPA.

“Con esta información, parece evidente es necesario retrasar la reapertura gradual de la actividad económica y social”, señaló el portavoz.