Ayer a la tarde, el hombre de 37 años, con custodia del Servicio Penitenciario, se tiró por una ventana a unos 5 metros de altura y ganó la calle sin poder ser hallado.

Un hombre internado en el Hospital Psiquiátrico Agudo Ávila y con custodia del Servicio Penitenciario se escapó tras arrojarse desde el piso superior del edificio. Pudo ganar la calle y aún no fue encontrado.

Fuentes policiales informaron que este miércoles que el hombre 37 años, que había estado preso antes de ser derivado, se fugó del centro médico provincial ubicado en Suipacha al 600.

De acuerdo a la versión de un custodio, el paciente estaba en el comedor de planta alta fumando lindante a la ventana abierta, sin rejas. En un momento, se arrojó al vacío, cayó y continuó corriendo hacia calle Santa Fe.

De esta forma, el paciente con custodia logró escapar de la institución psiquiátrica. Personal policial inició la búsqueda del hombre, que en el momento de su huida vestía una gorra negra con rojo, remera celeste clara, pantalón claro, zapatillas claras, campera blanca y negra.