La Comunidad de Madrid impondrá medidas para evitar aglomeraciones hasta el 8 de enero, según ha avanzado el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, en la rueda de prensa para informar sobre la situación epidemiológica y asistencial por el Covid-19, donde ha señalado que no se podrán organizar actos para festejar las 12 campanadas de fin de año en plazas o vías públicas y las cabalgatas serán en recintos “acotados” y “con el público asistente sentado”.

Las nuevas medidas “excepcionales y temporales” se publicarán este sábado en una orden de la Consejería de Sanidad y hacen referencia a la obligación de los ayuntamientos de adoptar medidas de control de aforo en aquellas vías o espacios públicos en los que se prevea una alta densidad de afluencia de personas, con la colaboración de las policías municipales.

“No se podrán organizar actos para festejar las 12 campanadas de fin de año en plazas o vías públicas”, y “las cabalgatas de Reyes y los conciertos navideños en la vía pública solo podrán realizarse en recintos acotados, con el público asistente sentado y no se podrá superar el 50 por ciento del aforo”, según ha señalado Zapatero.