Con la flexibilización de la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires y la habilitación de casi todas las actividades, muchos se olvidan que aún seguimos en pandemia y transgreden las normas vigentes; sobre todo las que respectan a las juntadas sociales masivas y la organización de fiestas clandestinas. 

Frente a esta situación y con miras a que en esta época del año la tendencia pasa por participar más activamente de cenas y celebraciones con amigos y compañeros de trabajo, el Municipio de La Plata elevó las multas vigentes para quienes no cumplan con la ley.

Para contrarrestar este tipo de actividades recreativas y de esparcimiento, el intendente Julio Garro dispuso modifica por decreto el artículo 45 de la Ordenanza Municipal N° 6147 y ampliar a 4.000 módulos el incumplimiento de las normas relacionadas con “la prevención de las enfermedades transmisibles y en general, la falta de desinfección o destrucción con agentes transmisores”.

De esta manera, el valor de la multa por incumplir esta normativa llegará a los 1.066.000 de pesos. Y serán pasibles de sanción no sólo quienes organicen el encuentro, sino también los propietarios del inmueble y en el caso de los edificios o barrios cerrados, todo el consorcio podrá ser alcanzado por la infracción de uno de sus inquilinos.

“Sabemos que se acercan las fiestas de fin de año y que las familias quieren reunirse para despedir el año. Por eso es importante explicar que no se busca prohibir las reuniones familiares sino aquellas que por su carácter de masividad tienen un alto riesgo de contagio”, aclaró Garro.

En relación a los topes dispuestos para las juntadas ilegales, desde el Municipio se explicó que actualmente están permitidas por el Gobierno Nacional y Provincial las reuniones sociales de hasta 10 personas y que las mismas sean al aire libre o en ambientes bien ventilados.

“En caso de que se modifiquen las disposiciones nacionales o provinciales, se modificarán las normas dispuestas a nivel municipal. Pero mientras eso no pase, seremos implacables con las sanciones hacia quienes violen las normativas dispuestas y pongan en riesgo a la ciudadanía”, explicó el Jefe Comunal.

Con estas disposiciones, la Municipalidad de La Plata buscará contrarrestar la generación de las juntadas y eventos que no cuentan con autorización y que ponen en riesgo a la población por realizarse sin las medidas sanitarias ni de seguridad correspondientes para evitar futuros rebrotes de coronavirus

Y para garantizar que la gente pueda socializar y divertirse en lugares seguros, Garro decidió ampliar hasta las 3.30 horas el horario de atención de los bares y restaurantes habilitados, los cuales deberán contar con todas las medidas de seguridad dispuestas ante el Covid-19.

“Con esta disposición buscamos ampliar los horarios de atención para que los jóvenes y adultos que quieran salir puedan concurrir a lugares que tengan todas las medidas de seguridad y sanitarias correspondientes”, enfatizó.

Al respecto, desde la Comuna advirtieron que “con la llegada de la primavera y la baja de los contagios, notamos un incremento de juntadas y eventos que se organizan en viviendas particulares o espacios comunes de edificios o barrios cerrados. Entendemos las ganas de los jóvenes de reunirse y reencontrarse, pero debemos comprender la importancia de seguir cuidándonos para evitar situaciones de contagio”.

En esa línea, Garro sostuvo que “creemos que la responsabilidad del cuidado empieza en casa. Por eso apelamos a que los padres les expliquen a sus hijos sobre los riesgos que tiene asistir a una fiesta clandestina. Las juntadas masivas son un riesgo”.

Por otra parte, el Municipio precisó que las multas para quienes organicen fiestas clandestinas en bares, salones de fiestas o casa quintas -las cuales se encuentran prohibidas- podrán ser sancionados con una infracción de hasta 2.132.000 pesos, de acuerdo al artículo 104 del Código Contravencional.