El total de infectados asciende a 1.454.631 y las víctimas fatales suman 39.512.

El Ministerio de Salud de la Nación informó este viernes que, en las últimas 24 horas, se registraron 209 muertes y 6.899 nuevos casos positivos de coronavirus. Con estos datos, el total de infectados es de 1.454.631, mientras que el número de víctimas fatales se elevó a 39.512.

De acuerdo a los últimos datos, son 3.916 las personas que actualmente cursan la enfermedad en Unidades de Terapia Intensiva (UTI). El porcentaje de ocupación de camas, más allá de la dolencia que tenga el paciente, se mantiene prácticamente en los mismos valores de las últimas semanas, siendo en promedio de 56% en Nación y de 60,4% en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

En el reporte diario sobre COVID-19, la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, informó que desde la semana epidemiológica 40 comenzó un proceso de estabilización y posterior descenso de la cantidad de casos de coronavirus. A partir de ellos solicitó continuar con la estrategia de detección para prestar cuidados, cumplir el aislamiento e investigar los contactos estrechos.

“Si tenemos síntomas es necesario consultar de inmediato”, solicitó a la población y a las jurisdicciones “seguir con los operativos de búsqueda activa de casos para sostener este descenso y minimizar la posibilidad de tener una segunda ola”.

También indicó que en la última semana epidemiológica se observó un 23 por ciento de porcentaje de positividad de las muestras. “Estamos viendo el impacto de la puesta al día de la carga de los test negativos en relación al porcentaje de positividad de nuestro país”, añadió.

En cuanto a los datos a nivel nacional, el subsecretario de Estrategias Sanitarias, Alejandro Costa, informó que la tasa de letalidad promedio es 2,7 por ciento.

Finalmente, el director nacional de Control de Enfermedades Transmisibles, Juan Manuel Castelli, las vacunas pasarán un riguroso análisis para demostrar su seguridad y eficacia que se completan en los estudios de Fase III. Luego, deben ser autorizadas por las autoridades regulatorias de los países y tener una producción suficiente para satisfacer la demanda a lo que le sigue la distribución.

Además aseguró que cumplidas estas instancias “la vacuna en el país será de acceso gratuito para la población objetivo”.

Ayer, el presidente Alberto Fernández remarcó que “los primeros en recibir la vacuna deben ser el personal de la salud, de seguridad, docentes, mayores de 60 años y los que tienen enfermedades prevalentes”, que serían “unas 13 millones de personas. En marzo recibiremos la vacuna de AstraZeneca y Oxford. Esperemos recibir también la de Pfizer”.