El funcionario judicial pidió declarar este viernes para dar detalles de la investigación sobre juego clandestino. Solicitó ser “relocalizado” fuera del Servicio Penitenciario por seguridad. La jueza ordenó elevar una copia a la Legislatura y a la Corte Suprema provincial.

El fiscal Gustavo Ponce Asahad pidió declarar este viernes y reconoció haber cobrado coimas de un empresario involucrado en el juego clandestino e involucró a más personas de “otros estamentos del Estado”.

Los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery dieron una conferencia de prensa para explicar los alcances de la declaración de su ex par, detenido y acusado de incumplimiento de los deberes de funcionario público, cohecho pasivo agravado y transmisión de datos reservados.

Si bien los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada no detallaron las nuevas acusaciones y tampoco dieron nombres, un dato permite adelantar algo del peso de lo ocurrido esta tarde: la jueza Eleonora Verón ordenó remitir copias de la declaración a la Legislatura y a la Corte Suprema provincial.

“En la audiencia se reimputó al fiscal Ponce Asahad por los hechos imputados y reconoció haber recibido dinero de Peiti, también de la función que cumplió (el fiscal regional y jefe) Patricio Serjal en la organización y brindó detalles”, dijeron Schiappa Pietra y Edery.

En concreto, hablaron de “personas de otros estamentos del Estado” involucradas en la causa y se excusaron de dar más precisiones o roles específicos porque la declaración fue “muy larga y todavía no analizamos toda la información”.

“Ahora preferimos resguardar estas cuestiones para preservar estas informaciones”, se excusaron. “Seguro que sí”, respondieron en la rueda de prensa en el Centro de Justicia Penal sobre la ampliación de la investigación a raíz de estos dichos y adelantaron: “Van a ser más las personas involucradas”.

Ponce Asahad, quien debería continuar detenido en un establecimiento penitenciario hasta el 2 de febrero de 2021, pidió declarar él mismo y sigue siendo imputado (no es por ahora un “arrepentido”, como Leonardo Peiti, el capitalista del juego que denunció haber pagado coimas).

Denuncias y amedrentamientos

 El fiscal detenido solicitó también salir de la órbita del Servicio Penitenciario y ser relocalizado. Schiappa Pietra y Edery revelaron que el acusado sufrió “situaciones, no digo amanezantes, pero que contó con preocupación”. En concreto, pidió que “lo saquen del ámbito del Servicio Penitenciario”.

“Nosotros también hemos tenidos algunos episodios y hemos tomando medidas al respecto”, denunciaron los investigadores de la causa de juego clandestino que salpicaría a sectores de la política. Dijeron que hubo “amedrentamientos” pero, otra vez, señalaron que “los detalles vamos a resguardarlos”.

Sí confirmaron que “se han formado investigaciones paralelas de esas situaciones para resguardar la seguridad”.