20.9 C
Santa Fe
sábado 27 de noviembre de 2021

Un joven santafesino fabricó una lámpara sanitizante contra el Covid

Foto: El Litoral

Te puede interesar

Se trata de una lámpara de bajo costo que se puede fabricar en serie. Utiliza la luz UVC. Su idea es que sea utilizada en escuelas, hospitales y hoteles, para eliminar el Cov-sars-2.

Santiago Díaz, un joven de 18, creó en Santa Fe una lámpara de bajo costo que se puede utilizar para eliminar distintos tipos virus, entre ellos el Covid-19, en espacios como negocios, escuelas, hospitales y hoteles. La bautizó “CaeliCo” y la describe como “una lámpara sanitizante de bajo costo efectiva contra el 99,9% de los virus, incluyendo al Sars-Cov-2, con la idea de poder utilizarlo en cualquier tipo de espacio cerrado, con las precauciones necesarias y de forma correcta para que pueda cumplir su función”, contó. El nombre responde a Caeli -del griego “aire”- y Co por la Covid-19, la enfermedad que tiene en vilo al mundo.

“Sueño formar una empresa para crear diferentes líneas de productos que aprovechen las utilidades de la luz UVC”, dijo luego Santiago, que nació en Tartagal (Salta) y reside actualmente en Rosario. “Le pondría “HigiSol” por higiene y sol, ya que los productos sanitizan el ambiente mediante luz UVC”, agregó el estudiante de sexto año del Liceo Aeronáutico Militar.

-¿Cómo piensa producir en serie la lámpara?

-Ahora tengo que conseguir el interés de alguna empresa para comenzar a producirla. Ya estoy gestionándolo. Mientras tanto comencé el trámite de patentamiento

-¿Cuál es la diferencia entre su lámpara y otras preexistentes?

-Existen algunas lámparas de UVC que se colocan en mesas o suelos, que no llegan a higienizar el todo, ya que tienen como punto ciego el piso, por donde también se pueden transmitir enfermedades, además de que estos productos son muy costosos y no están al alcance de los que están más afectados por esta pandemia. Mi proyecto llega para innovar corrigiendo eso.

-Cuáles son las características que la diferencian?

-Es económica y se puede instalar en el techo y paredes, además de mesas y suelo. Y como un punto muy interesante, se planea que sea capaz de estar activa mientras estén presente personas en el ambiente, ya que contiene una cúpula con vista reducida, evitando que las personas sean afectadas gravemente por esta luz.

Aval y certificación

Entre los argumentos presentados para su proyecto, el joven mencionó que este tipo de luz es avalada por la Asociación Internacional Ultravioleta, y certificada por la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EEUU, la Comisión Europea y la Organización Mundial de la Salud. Además -continuó su argumentación- responde a los objetivos de desarrollo sostenible que propone la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Para Santiago, se trata de “un diseño personal creativo ya que utiliza elementos nuevos, (no utilizados en otros modelos del mercado) creados y pensados para que su función sea posible, e innovador ya que se basa en productos inventados e intenta mejorarlos, utilizando una lámpara con una vida útil de más de 18.000 horas de uso”.

-¿Es posible replicarla en otros lugares?

-Exactamente, este proyecto está pensado para ponerlo en funcionamiento en cualquier parte del mundo que se necesite. Principalmente se pondría a prueba en la ciudad de Rosario para comprobar que sea efectivo en los institutos educativos y de salud, además de los locales comerciales. Luego de dar resultado positivo, se llevaría a un nivel provincial y escalonadamente pasando también por el nivel nacional, a un nivel internacional.

Reconocimiento y apoyo

Su ingeniosa creación llevó a Santiago esta semana a visitar Senda, la usina de formación e ideas de Rosario, forjada por el concejal Roy López Molina. “Las oportunidades que muchos generaron en plena pandemia son esperanzadoras e inspiradoras, más aún cuando se trata de alguien tan joven y con sueños tan nobles”, dijo el edil, que se comprometió a acompañar la iniciativa. Junto a Santiago estuvieron sus padres, docentes y autoridades de la institución.

Por último, Santiago dijo que “todo esto fue gracias al total apoyo del Liceo Aeronáutico Militar, la profesora Ana Inés Trangoni y los mentores de organizaciones como Junior Achievement y Nasa SpaceApps, además del técnico Marcos Barroso, que colaboró en la producción del prototipo”.

“Sueño formar una empresa para crear diferentes líneas de productos que aprovechen las utilidades de la luz UVC”

[comentarios]

Últimas noticias