El misterio de los anillos en el pasto de un establecimiento educativo de Campo Yaccuzzi quedó explicado y desmitificado por Susana Grossi, licenciada en edafología, quien se desempeñó durante muchos años en el laboratorio de suelos y aguas de la Universidad Católica Argentina. Obviamente no se trata de un fenómeno paranormal y mucho menos relacionado con visitas alienígenas, como la imaginación invita a relacionar.

“Se llama ‘anillo de las hadas’ o ‘anillo de brujas’ y es un hongo”, sentenció la especialista, quien se comunicó con Campolitoral tras leer la información sobre la aparición de estos círculos en la zona rural de Villa Ocampo. “Los hongos desarrollan todo su sistema radicular, que es el micelio, por debajo de la tierra siempre en forma circular; entonces va formando como una cadena y ese anillo que ustedes ven; y como la tierra se llena de nitrógeno, la gramínea que crece encima tiene mejor coloración, actúa como un fertilizante por decirlo así”, explicó.

El proceso -continuó- por lo general culmina con la aparición del fruto del hongo, que “es como un champignon enorme, tiene entre 15 y 20 centímetros de diámetro, blancos inmaculados y, por supuesto, venenosos”, por lo que recomendó no tocarlos y mucho menos ingerirlos. Es más, afirmó que “en la autopista Santa Fe-Rosario permanentemente se forman”.

También aportó un par de datos que explican mejor las apariciones en Villa Ocampo. En primer lugar, que se desarrollan luego de la ocurrencia de precipitaciones, tal como se dieron la semana pasada en la zona. Y, por otra parte, que sólo aparecen en terrenos no alterados o laboreados (como podría ser un lote agrícola), ya que el micelio muere si la tierra es removida. Y es, justamente, en una cancha de fútbol y en el parque de la Escuela Nro 6352 José Hernández donde volvieron a desarrollarse, tras una primera aparición dos años atrás.

La edafóloga mencionó que al formarse en círculos a veces sólo se ve una parte y pueden transcurrir años hasta que se cierra. “El hongo se mantiene latente hasta que tiene buenas condiciones para desarrollarse; después de buenas lluvias seguro empiezan a aparecer”.