Tras más de 19 horas de debate, habla la última oradora en la Cámara Baja. Los que impulsan el proyecto creen que cuentan con los votos para lograr la media sanción

Luego de una jornada maratónica, la Cámara de Diputados ingresó esta mañana en el último tramo del debate del proyecto de ley de legalización del aborto, que se votará en los próximos minutos

En las inmediaciones del Congreso, los sectores ‘verdes’ y ‘celestes’ hicieron vigilia durante toda la madrugada y siguen con enorme expectativa las últimas alternativas de la discusión parlamentaria. donde realizaron una vigilia durante toda la madrugada.

A lo largo de la maratónica reunión del pleno del cuerpo, expusieron 160 oradores a favor y en contra del proyecto y en el último tramo están cerrando el debate los diputados que defienden cada uno de los dictámenes de mayoría y minoría.

En el último tramo de la discusión, el diputado del Frente de Todos, Héctor Bárbaro, anticipó que se abstendrá en la votación del proyecto sobre la legalización del aborto en lugar del rechazo como hizo en el 2018, y que mantiene su postura porque cumple con su “palabra con el pueblo misionero”.

El tramo final fue para las diputadas Brenda Austin, Silvia Lospennato, Graciela Camaño, Silvana Ginocchio, Gabriela Estevez y Gabriela Cerruti, de uno y otro lado de la iniciativa.

La sesión especial, que comenzó ayer poco después de las 11, cuenta con la asistencia en el palco de invitados de la ministra de Mujeres y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta, la secretaria de Salud, Carla Vizzott, y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, entre otros.

Tras la aprobación del proyecto se comenzará a discutir el dictamen que establece un Plan de los 1000 días de protección integral de la mujer embarazada hasta los primeros años de la infancia.

En el Gobierno asumen que no tendrán problemas para que la ley se vote. El número que tienen en el final del día es 131 a favor y 119 en contra. Los votos están. El principal escollo para lograr la aprobación no está en Diputados, sino en el Senado, donde podría llegar antes de que culmine el año.