El transporte interurbano de pasajeros comenzó hoy a retomar la prestación del servicio en la provincia de Córdoba, luego de permanecer inactivo desde el 13 de abril último, en principio por conflictos gremiales y luego por la suspensión dispuesta por la pandemia de coronavirus.

El secretario de Transporte de la provincia, Franco Mogetta, dijo esta mañana a los medios locales que desde la primera hora de este martes se implementa un “plan de contingencia” con el 30% de las frecuencias.

El funcionario sostuvo que se trabaja en un programa de rehabilitación progresiva del servicio que se presta entre la capital local y el Gran Córdoba, además de localidades de los distintos valles como Punilla, Paravachasca, Calamuchita, Traslasierra y Sierras Chicas.

La cartera de Transporte y el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) habilitaron un protocolo que, entre sus principales puntos, establece el traslado progresivo de la venta online de los pasajes, la prohibición de transportar pasajeros parados, la utilización obligatoria de tapabocas dentro de las unidades, y la ventilación y desinfección de los colectivos luego de finalizar cada viaje.

Previo a la rehabilitación de los servicios, representantes de la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros (Fetap) y de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Córdoba (Asetac), acordaron con el gremio de la Asociación Obreros de la Industria del Transporte Automotor (Aoita), un cronograma de pago de los haberes de noviembre y aguinaldo.