Una jubilada de Rosario fue víctima de estafadores que la llamaron por teléfono haciéndose pasar por empleados del banco del que ella es clienta, le pidieron sus datos de acceso y le vaciaron la cuenta. En total le robaron 16 mil pesos que la mujer cobra como jubilación.

“Desde que empezó la pandemia estoy tratando de que me manden por mail el resumen de mi tarjeta de crédito. Siempre me llega después del vencimiento, entonces yo no puedo disponer de la totalidad de mi jubilación porque tengo que dejar algo para el débito automático de mi tarjeta, del pago mínimo”, comenzó su relato Silvia Monje en Radiópolis (Radio 2).

Al no poder ponerse en contacto por las líneas telefónicas, la mujer comenzó a escribirles por redes sociales, tanto en Instagram como en Facebook contando cuál era su inconveniente. “Se conectó una persona que me dio sus datos, yo le creí, como había hecho los reclamos correspondientes, le di todos mis datos bancarios, nombre de usuario, clave, todo”, confesó.

El presunto trabajador tuvo a Silvia una hora al teléfono mientras supuestamente le resolvía el inconveniente. “Termino de cortar, me voy a la app del celular y cuando veo, no tengo nada en mi cuenta”, lamentó la jubilada.

“Yo sé que la culpa es mía, por haberle dado los datos, pero llega un momento que vos confías. Tantos meses llamando. Yo me quedé sin un peso, me sacaron todo. Son 16 mil pesos, para un jubilado, es mucho. Yo necesito una respuesta del banco”, aseveró la mujer.

¿Cómo actuar ante este tipo de estafas?

En diálogo con Radio 2, la titular de la oficina municipal de Defensa al Consumidor, Julia Bonifacio, reconoció que estos hechos se repiten y más ahora que los estafadores tomaron la modalidad de ver las redes sociales de los bancos para comunicarse con gente que plantea algunos inconvenientes.

“En los casos de estafa no hay ningún tipo de seguro que pueda llegar a tener el banco, es distinto cuando uno tiene un desconocimiento de compra porque le robaron los datos de la tarjeta”, explicó la funcionaria.

Además, remarcó que lo único que se puede hacer es presentar la denuncia formal en el Ministerio Público de la Acusación. “La estafa está tipificada como un delito penal y por lo tanto ese es el lugar donde se puede denunciar, dar todos los datos y ver si a través de la justicia se llega a los responsables”, concluyó