El cálculo de gastos y recursos para el año próximo es de unos 16 mil millones de pesos. Se autorizó al Municipio a tomar empréstito por hasta $ 213 millones para realizar varias obras, entre ellas la remodelación de Av. Galicia. Tributos y derechos, con subas del orden del 27%.

El Concejo aprobó el Presupuesto Municipal 2021 y la Ordenanza Tributaria Anual. Son las dos ordenanzas “madre” para la administración municipal. Así, el intendente Emilio Jatón ya cuenta con las normas financieras clave para poder gobernar con cierta tranquilidad la ciudad el año entrante.

El Presupuesto sufrió algunas modificaciones y hubo un texto acordado en labor parlamentaria. Así, el despacho definitivo se sancionó con la mayoría de los votos, aunque hubo dos abstenciones (de Carlos Pereira, Inés Larriera, Juntos por el Cambio). Se reunieron los dos tercios de los votos para autorizarle al intendente de la ciudad tomar deuda por $ 213 millones (ver más abajo). Y respecto de la Ordenanza Tributaria, se sumaron las dos abstenciones antes referidas más el voto negativo del bloque PJ (Juan J. Saleme, Jorgelina Mudallel y Federico Fulini).

El Presupuesto 2021 (consolidado) fijó en $ 16.169.927.351 los gastos corrientes y de capital de todo el sector público municipal (administración central, organismos descentralizados e instituciones de seguridad social). Y el cálculo de recursos corrientes y de capital destinados a atender esos gastos se estableció en $ 16.391.541.680.

Empréstito para obras

El Ejecutivo recibió -tras la sanción del Presupuesto 2021- autorización para contraer empréstitos ante entidades bancarias, cooperativas, inversores institucionales, entidades financieras o crediticias por hasta $ 213 millones. Esos fondos deberán tener como destino obras y adquisiciones en los siguientes ítems: puesta en valor de Av. Galicia (por $ 61.320.000); iluminación en Guadalupe Noreste y Central Guadalupe ($ 48.375.000); iluminación en Siete Jefes ($ 38.055.000), en Fomento 9 de Julio ($ 10.000.000) y en barrio Roma ($ 10.000.000).

También se plantea la obra de iluminación en los entornos de los hospitales Orlando Alassia, José M. Cullen, Gumersindo Sayago, Mira y López e Iturraspe por un total de $ 5 millones. Se estipula además la obra de agua potable en Colastiné Sur por un total de $ 32.250.000 y, finalmente, el tercer tramo de la bicisenda Hipódromo- Fomento (desde Iturraspe y 4 de enero hasta Peñaloza y Diagonal Goyena) por un monto de $ 8.000.000.

El plazo mínimo de amortización de la deuda a contraer (por parte del Municipio) será de doce meses, y el plazo máximo será de 48 meses. “La tasa de interés podrá ser fija, variable o mixta, con pagos de intereses mensuales, trimestrales o semestrales y no podrá superar la Tasa Badlar corregida con más cinco puntos (5%) o Tasa Badlar con más diez puntos (10%), la que fuera mayor como tope”, dice el despacho definitivo.

En el caso de que los fondos tomados como empréstito para realizar estas obras no resulten suficientes, “El Ejecutivo podrá reasignar las partidas afectadas a otro destino del endeudamiento, como así también afrontar las obras y adquisiciones no realizadas por medio de las fuentes de financiamiento que corresponda”. También se autorizaría al Ejecutivo a solicitar anticipos extraordinarios de coparticipación (al gobierno provincial) “por hasta un 3% de los recursos estimados”.

El Ejecutivo podrá asignar, para la apertura de la calle Pedro Díaz Colodrero al 3.300, en su intersección con la vía ferroviaria y calle Saavedra, 5 millones de pesos; para la construcción de la vereda perimetral sobre el borde oeste del Parque Federal junto a Pedro Vittori -entre Luciano Torrent y Salvador del Carril- $ 4 millones. Para ambos casos, se deberán realizar las modificaciones presupuestarias que sean necesarias, dicen los artículos 35 y 36.

Ordenanza Tributaria

Respecto de la Ordenanza Tributaria Municipal anual, el despacho definitivo (cuyos detalles fueron anticipados ayer por El Litoral) no tuvo modificaciones. Este diario había adelantado que las nuevas subas en tributos y derechos para 2021 (que solicitó el intendente, y que ahora se aprobaron), se estiman en general en un promedio del 27%.

No habrá aumentos sobre el Derecho de Registro e Inspección (Drei), y la Tasa General de Inmuebles (TGI) seguirá con las actualizaciones por Zonas Inmobiliarias (sin un tope del 8% trimestral), algo que se había sancionado en febrero pasado.