19.3 C
Santa Fe
miércoles 25 de mayo de 2022

Vicentin: las presuntas estafas se concretaron en la Bolsa de Comercio de Rosario

Foto: Rosario 3

Te puede interesar

Así lo sostuvo el juez Hernán Postma al rechazar el pedido de Vicentin de mudar las investigaciones penales en su contra a la Justicia de Reconquista. El magistrado tomó la decisión luego de una audiencia de tres horas con duros cruces entre las partes.

La Justicia rosarina ratificó el martes su competencia en las investigaciones por estafa y fraude que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) lleva adelante contra la malograda Vicentin.

Así lo definió el juez Hernan Postma tras una audiencia de casi tres horas en que la defensa de la malograda aceitera presentó sus argumentos para intentar mudar las investigaciones a los tribunales de Reconquista, adonde tiene sede social la agroexportadora, al tiempo que los fiscales expusieron sus razones por las que deberían permanecer bajo la actual competencia ya que, entiende, los presuntos delitos que investigan se habrían cometido en el Gran Rosario, postura respaldada por los acreedores que asistieron (Grassi SA, Banco Macro y bancos extranjeros) y que piden ser querellantes en la causa.

“El escenario en el que se habrían concretado los presuntos delitos que se investigan fue Rosario, tanto en la Bolsa de Comercio de Rosario como en los puertos del Gran Rosario”, dijo para el magistrado haciendo suyo un concepto expuesto previamente por el fiscal Miguel Moreno. Rosario3 asistió a la audiencia en la que abogados de reconocida trayectoria en todas las partes protagonizaron un debate de muy alto nivel jurídico.

HABLA LA DEFENSA

Ihlarrescondo y Cuenca en centro de los abogados defensores de Vicentin
Antes de dar inicio a la audiencia, que se realizó en el Centro de Justicia Penal, el juez informó que rechazó un pedido presentado por la mañana por la empresa para que no se realice la reunión y para que los abogados de los acreedores que la denunciaron penalmente no participen de la misma.

La defensa penal de Vicentin estuvo liderada por el abogado Jorge Iharrescondo acompañado por el penalista Daniel Cuenca. Ambos asistieron junto con otros dos abogados. En su alocución, Iharrescondo planteó los siguientes argumentos para mudar al norte la competencia de la Justicia.

1) En el estatuto de Vicentin se sostiene que la sede social y de gestión de Vicentin está en Avellaneda.

2) El juzgado civil y comercial número dos de Reconquista sigue firme llevando el concurso de acreedores, “pese al fracasado intento de los acreedores de traerlo a Rosario”.

3) Cuando pidió la intervención de Vicentin, la Inspección General de Justicia de Personas Jurídicas de Santa Fe radicó en Reconquista su planteo sin objetar la competencia del norte.

4) Cuando se concretaron las primeras denuncias en la Justicia Federal contra la empresa impulsada por el Banco Nación, el MPA aceptó que se tratan en Comodoro Py, adonde se habían presentado, y no en la Justicia federal de Rosario.

5) Muchos de las granos entregados no pagados se hicieron en el puerto de San Lorenzo, por lo que siguiendo el criterio de los fiscales el caso podría también plantearse en la Justicia provincial con asiento en esa localidad.

6) Grassi, uno de los denunciantes, entregó granos a Vicentin en Quequén, Bahía Blana y Santa Fe y hasta cerró negocios a término con la aceitera en Buenos Aires, pero en todos los contratos se mencionaba que la sede de Vicentin estaba en Avellaneda. “Vicentin tiene negocios en todo el país, pero la sede está en el norte de Santa Fe”, resaltó.

7) “¿En donde se presenta el balance de la firma? En la sede de la compañía”. “¿En donde depositaban los bancos extranjeros los fondos prestados? En cuentas en el exterior de la empresa. Nunca en Rosario”. Y mostró que los contratos con los bancos extranjeros fueron firmados por los directores asentados en domicilios de Avellaneda.

A su turno, Cuenca se quejó de que se sospeche que el traslado al norte de las investigaciones es para buscar impunidad. Y hasta señaló que el juez del concurso, Fabián Lorenzini, viene tomando medidas no favorables para sus clientes. “No desconfiamos de este tribunal. No estamos eligiendo un juzgado. Estamos diciendo que esta no es su jurisdicción”, resaltó el penalista.

FISCALES MUESTRAN SUS CARTAS

Los fiscales Narvaja y Moreno en acción

EL fiscal Moreno sostuvo que los negocios investigados se concretaron en Rosario y que el centro de operaciones de la empresa está en torno a la ciudad. Por ejemplo, sostuvo que los contratos se registraron en la Bolsa de Comercio de Rosario, se hicieron con corredores de Rosario y se entregaron casi en su totalidad en puertos del Gran Rosario. “El ardid se hizo en Rosario”, aseguró.

El fiscal también citó palabras de Alberto Padoán, accionista referente de la firma, cuando se candidateó a la presidencia de la Bolsa de Comercio de Rosario. “Vicentin es más rosarina que muchas empresas rosarinas. Nuestras principales inversiones y nuestros principales intereses están en Rosario”, dijo Padoán, quien –según resaltó el fiscal- “fue el único presidente no rosarino de la Bolsa de Rosario”. Para Moreno, el centro de los negocios de Vicentin está en el Gran Rosario y las estafas que se investigan se perpetraron en Rosario. “Los domicilios no son definitorios en este caso. En la misma dirección del frigorífico Friar estaba asentada otra empresa, Nacadie Argentina, y nadie de los que allí trabajan lo sabía”, argumentó

Finalmente, Moreno dijo que llevar las investigaciones a Reconquista debilitaría el ejercicio de defensa de las víctimas y además resaltó la falta de estructura de los tribunales del norte para tomar una causa tan compleja.

ACREEDORES TOMAN LA PALABRA

Luego de las exposiciones fue el turno de los acreedores, que pidieron presentarse como querellantes. Arrancó, Viviana Consetino, letrada de la empresa Grassi SA, quien mostró que las operaciones realizadas por su cliente con Vicentin fuera de Rosario fueron por volúmenes insignificantes. “De operaciones anuales por 300 mil tonelada de soja, resaltan que se entregaron 6.000 toneladas en Quequén”, informó y aseguró que “la totalidad de los contratos se firmaron en las oficinas de Rosario. Y luego mostró otros “datos duros” para argumentar que Rosario era el centro de los negocios.

1) De una capacidad de almacenamiento de 1.3 millones de toneladas, en Rosario almacenan 1.1 millón de toneladas.

2) En Rosario tienen 812 empleados, mientras que en Avellaneda tienen 367.

3) El 90% de sus exportaciones se hacen por el Gran Rosario

4) En el gran Rosario tienen 10 veces más de capacidad de molienda y 5 veces más capacidad de acopio que en el norte

Luego fue turno del abogado Gustavo Feldman, quien también patrocina a Grassi SA, quien se quejó de que “el juez Lorenzini es un abogado defensor de la empresa y no un tercero imparcial”. Fue ahí que resaltó que “Vicentin busca garantizar su impunidad radicando el concurso y las investigaciones en Reconquista. No hay justicia independiente en Reconquista si se trata de Vicentin. Si se quiere esclarecer lo que ocurrió, esta causa no debe tratarse en Reconquista. Pero si se quiere que no pase nada, y se quiere evitar la cárcel, esta causa se debe llevar a Reconquista”.

El juez Hernan Postma, en plena audiencia

Luego de que expongan los abogados de los Grassi, fue el turno de los bancos extranjeros acreedores de la firma, y que también la denunciaron por estafa. Los abogados vinieron desde Buenos Aires y la voz cantante la tuvo el reconocido abogado Alejandro Carrió.

Según expuso para argumentar porqué radicaron la denuncia en Rosario, la sede social de Vicentin en Avellaneda no era relevante para los negocios de Vicentin. La lectura de los bancos extranjeros es que ellos le prestaron dinero a la empresa para prefinanciar exportaciones, esto es para “originar” granos para luego exportar o industrializar y exportar, pero –por el contrario- la empresa financiaba sus compras de granos de otra forma: con operaciones a fijar precio que luego no pagó. “La plata que le prestamos, suponemos, tuvo otro destino. Y eso queremos que se investigue”. Carrió contó que “le pedimos a la Bolsa de Rosario que nos cuantifique cuantas operaciones de Vicentin se hacían con precio lleno y cuántas a fijar, y nos contabilizaron que en 2019 fueron el 70% y que en el 2018 fueron el 75% y lo hacían a un plazo de más de 180 días, cuando en el mercado lo usual es a 90 días. Claramente se financiaron con los productores y no con el dinero que le prestaron los bancos. Acá hubo un abuso de la modalidad de compras a fijar”.

El abogado aprovechó para resaltar que el ardid de la presunta estafa contra ellos fue presentar el stock de granos como activo, cuando en realidad era un pasivo porque no estaba pagado. De esa forma, calificaban para seguir teniendo líneas abiertas de financiamiento con la banca extranjera.

Sobre el argumento de Vicentin de que los bancos depositaban el dinero afuera, sostuvo que en este tipo de transacciones se hacen los desembolsos en las cuentas que definen los clientes, pero resaltó que para ellos no es fundamental adonde se depositó el dinero sino el lugar en el que se cometieron los presuntos delitos, que fue en Rosario.

Finalmente, expuso Juan Pedro Rodenas, abogado del banco Macro, quien arrancó destacando que “Vicentin rompió las reglas de lealtad comercial” y se preguntó “a nosotros nos controla el Banco Central, ¿pero a Vicentin quién la controlaba?” poniendo énfasis en la falta de regulaciones sobre el manejo de dinero que hacen las agroexportadoras.

“La sede de Avellaneda es una ficción. Al banco le solicitaron $280 millones el 25 de septiembre y una cifra similar el 30 de septiembre par operaciones de caja. Y ese dinero se lo pedía el gerente de finanzas de Vicentin que trabaja y vive en Buenos Aires a la mesa del Banco que está en Buenos Aires para negocios que se hacían en Rosario”, explicó el abogado.

El abogado abonó la hipótesis de que no hubo negocios que salieron mal sino una deliberada intención en cometer un fraude. Para Rodenas, no es un hecho menor que a los 5 meses de que le pidieron el financiamiento al Macro la empresa se concursó. “Nadie prepara un concurso de esta magnitud en tan poco tiempo”, señaló. “Acá se aplicó mucha inteligencia artificial, pero no por lo informático sino por el ardid que concretaron directivos que estaban en Rosario y no en Reconquista, ocultando y tergiversand. información al mercado sobre su real situación financiera”, se quejó.

Y finalmente contó que cuando analizó el caso con el fallecido presidente del banco, Jorge Brito, el mismo banquero lo encomendó a presentar la denuncia en Rosario porque en la Bolsa de Rosario y en los puertos de Rosario estaban la sede de los negocios de Vicentin. “Pedimos que no se sigan dilatando las investigaciones con estos planteos de competencia que hace la defensa”, reclamó el abogado Rodenas.

Tras un receso de veinte minutos para definir el fallo, el juez tomó la decisión de rechazar el planteo de Vicentin resaltando que el “escenario de los presuntos delitos que se investigan es Rosario, tanto la Bolsa de Rosario como los puertos de la zona” y por eso ratificó la competencia de los jueces locales en tomar el caso que impulsan los fiscales.

[comentarios]

Últimas noticias