Este viernes los ediles sancionaron la ordenanza que ordenará los números municipales del año que viene, que incluyen una considerable suba de impuestos. Desde Cambiemos, se pronunciaron fuertemente en contra.

Este viernes el Concejo municipal aprobó el proyecto de Presupuesto 2021, en una maratónica sesión que comenzó este jueves y en la que se trataban 139 proyectos. El momento de la votación de los números que regirán el año que viene llegó pasadas las 7 de la mañana y generó un fuerte rechazo en algunos sectores sobre el aumento de la Tasa General de Impuestos (TGI).

“Acabamos de votar el Presupuesto para el ejercicio del año 2021. Dicho Presupuesto contempla aumentos en Salud y en Desarrollo Humano, dos áreas muy necesarias para la recuperación de la ciudad post pandemia”, anunció la presidenta del Concejo, María Eugenia Schmuch este viernes a las 7.22 por Twitter.

“Además de un significativo aumento del fondo compensador de transporte y por último una prórroga de la moratoria de impuestos municipales”, agregó.

Desde la oposición, el edil Carlos Cardozo criticó el aumento de la TGI entre otros impuestos municiapales y confirmó que su bloque, Juntos por el Cambio, votó en contra de la iniciativa: “Votamos en contra de la pretensión del intendente Pablo Javkin de aumentar casi un 40% la TGI durante el año 2021 y un aumento muy fuerte en la tasa de recolección de residuos a comercios e industrias. Con un escenario de incertidumbre por la pandemia no correspondía ese alza”.

Luego, todo el interbloque de Cambiemos de Juntos por el Cambio –Cardozo, Alejandro Rosselló, Germana Figueroa Casas, Daniela León y Anita Martínez– lanzaron un comunicado en contra del nuevo Presupuesto.

“Javkin no le está diciendo la verdad a los rosarinos porque el aumento real en el mes de abril será de casi un 40% ya que a este 10% que hoy aprueba el Concejo se le sumará el aumento que ya estaba previsto por el municipio para el mes de enero”, advirtieron los ediles.

En rigor, el proyecto contempla únicamente un aumento del 10% en abril y la bonificación de un período por adhesión al débito automático. Con todo, el Ejecutivo tiene la facultad de aplicar aumentos que no superen el índice de inflación; el último fue antes de la pandemia.

También desde la oposición, el peronista Eduardo Toniolli se manifestó en contra el aumento de la TGI aunque su bloque acompañó el proyecto. Alertó sobre el incremento acumulado que se esconde detrás del 10 % y criticó “la delegación sistemática de potestades” al Ejecutivo que podrá, en cualquier momento aumentar de nuevo la Tasa. “Es una lógica que no compartimos”, se quejó por Radio 2.

Los principales puntos del nuevo Presupuesto
Además del incremento de la TGI, el Presupuesto contempla:

– Fuerte reducción del déficit para el año próximo 50% nominal y un 70% real respecto del 2020.

– Disminución del peso de los servicios de la deuda pública (por pagos y reporgramaciones). Se reducirán los pagos del 11% al 8% para el año próximo.

– Aumento del gasto social del 57% al 61%.

– Aumento del gasto en Salud, que será de un 34% en términos nominales.

– Fuerte inversión en la digitalización de la administración pública.

– La inversión en obra pública tendrá el foco puesto en las estructuras de los barrios.

– Pedido de endeudamiento similar al esquema de Letras y bonos como este año.

– El 50% de los recursos municipales son propios, casi el 28% proviene de la Provincia y el 18,3% de la Nación.