Un presunto sicario de la banda narcocriminal de Rosario “Los Monos” fue detenido hoy en una investigación por comercio de estupefacientes y, además, está ligado al asesinato de un niño de seis años en el incendio intencional de su vivienda ocurrido hace casi diez días, informaron fuentes oficiales.

Se trata de Juan Domingo Argentino Ramírez (46), quien fue arrestado esta mañana en la zona sur de Rosario en un allanamiento ordenado por el fiscal federal 2 de Rosario, Claudio Kishimoto, informó el Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

También quedó detenida su madre y en la vivienda que ocupaban la Policía secuestró cocaína, marihuana, dinero y vehículos, así como dispositivos electrónicos y documentación, según fuentes del caso.

Ramírez también esta siendo investigado por su presunta participación en el asesinato de un niño de 6 años ocurrido el 10 de diciembre último en el incendio de su vivienda, ubicada en Ensenada al 500, en el barrio El Mangrullo de esta ciudad.

Por la muerte del chico había quedado detenido su padre, por presunto abandono de persona, dado a que el niño estaba solo en la vivienda cuando fue incendiada.

Sin embargo, las pericias determinaron que el incendio fue intencional y el padre de la víctima fue liberada.

Voceros de la investigación señalaron que Ramírez está sospechoso de haber participado en ese incendio, en una presunta venganza por una deuda de drogas.

Juan Domingo Argentino Ramírez había estado involucrado en la investigación de un triple crimen ocurrido en 2013 en venganza por el asesinato del jefe de “Los Monos”, Claudio “Pájaro” Cantero.

Sin embargo, luego quedó desligado de la pesquisa, del mismo modo que ocurrió por su presunta participación –nunca probada- en la muerte de un adolescente de 16 años en un búnker de venta de drogas de Rosario.

El 14 enero de 2014 Ramírez fue arrestado en la casa de su padre, acusado de ser un “sicario” de la banda “Los Monos” en el triple crimen antes mencionado.

Estuvo 9 horas detenido en la Alcaidía de la Jefatura de Policía de Rosario, de donde se fugó a pie.

Según la versión policial, Ramírez estaba esposado a un caño de la Jefatura, custodiado por dos policías cuando uno fue al baño.

El hombre logró zafarse de las ligaduras, golpeó al otro custodio y se retiró caminando.

Sin embargo, al día siguiente de la fuga la pareja de Ramírez denunció en Tribunales que un policía le había pedido dinero en efectivo y un Citroën C3 que era suyo, para dejar escapar a su marido, por lo que fueron detenidos tres policías.

Ramírez está sindicado como “gatillero” de “Los Monos” y “regente” de puntos de venta de estupefacientes vinculados a la banda.

Según informó hoy el Ministerio de Seguridad provincial, en uno de los allanamientos ordenados por la Fiscalía Federal 2, en calle Rueda 1889, se secuestraron 94.300 pesos, un picador de marihuana, documentación y un automóvil marca Volkswagen Bora.

Mientras que en calle Roma 675 bis hallaron 103 gramos de cocaína en trozo compacto, 82 gramos de marihuana y en la cochera de calle Virasoro 1950 se incautaron de un vehículo marca Hyundai.