12.6 C
Santa Fe
viernes 24 de septiembre de 2021

Cantando 2020: la emotiva despedida de Jey Mammon

Te puede interesar

Todos en el pista y en su casa lo sabían. No era una noche de sorpresas, pero sí de emociones y agradecimientos. Jey Mammon abandonó el Cantando 2020, el certamen que se emite por El Trece, en plena etapa de definiciones.

En su última vez, entró a escena acompañado por su partenaire Carla del Huerto y su remplazo, Patricio Arellano. Y contó las razones que lo llevaron a tomar la decisión.

“Es una de cal y una de arena”, resumió el humorista Por un lado, explicó la situación de su padre, que atraviesa un delicado problema de salud: “Mi papá está estable. Todo aquel que tiene un familiar en terapia intensiva sabe que no hay un día igual al otro. Un día está todo mal, otro día está todo bien, siempre dentro de un cuadro muy grave”, señaló Jey.

La finalización del certamen estaba pautada para diciembre, y eso también inclinó la balanza a la hora de tomar la decisión, que también tuvo un costado positivo, en la forma de un nuevo desafío profesional que encarará durante el mes de enero. Desde el lunes 4, Jey conducirá Los Mammones a las 23.30 horas por América TV, y hacia allá apuntarán sus energías laborales.

Jey transitó la despedida fiel a su estilo, entre el humor y la sensibilidad. Primero, destacó la importancia del programa en este año tan particular: “Fue un bálsamo durante la pandemia, y si hay un lugar donde soy feliz, es en esta pista”. A continuación, eligió definirse como músico entre todas sus facetas artísticas. “Es algo que descubrí en terapia”, reconoció. “Me considero músico desde siempre y mi papá tiene mucho que ver con eso”, explicó.

Después de agradecer a los productores Marcelo Tinelli y Pablo “Chato” Prada y a los conductores, Angel de Brito y Laurita Fernández, Jey pasó uno por uno por los integrantes del jurado. A Nacha Guevara le agradeció por “la sabiduría”; a Karina La Princesita, “por ser tan amorosa y estar presente siempre”; a Oscar Mediavilla por “tu amistad y tu alegría”, y a Moria Casán “por brillar siendo La One siempre, y dar el consejo en el momento justo”.

En un clima de emoción permanente, la que no pudo contener las lágrimas fue la coach Eugenia Gil Rodríguez, con quién se reencontraba después de un mes. “Yo no voy a llorar, estoy empastado”, retrucó el humorista. Pero Jey no era el único que tenía cosas para decir, y la producción le tenía guardado un regalo con los mejores momentos de su paso por el certamen, entre alegrías y sinsabores, pero con su sello característico.

El músico retribuyó el gesto con el regalo de un panda gigante “Para que no se olviden de mí”, y enseguida volvió a sensibilizarse con la situación de su padre: “Los médicos, las médicas y el personal de salud en general están dejando todo. Tendrían que ser la tapa de Gente”, señaló y recordó la interpretación de cuarentena de “Avanti morocha”, el clásico de Los Caballeros de la Quema, que emocionó a todos el estudio, en especial a Laurita Fernández.

“Gracias es una palabra simple, pero es real y sincera. Los quiero mucho”, se despidió Mammon, que con esta decisión, finaliza un año con muchas satisfacciones en el plano laboral. A su desempeño en el Cantando 2020, sumó su participación en la mesa de Polémica en el bar y el ciclo en las noches de América, al término de Animales sueltos, bajo la piel de su entrañable personaje, Estelita. El 2021 vendrá con nuevos desafíos, y los mejores augurios para su padre.

[comentarios]

Últimas noticias