El Intendente Emilio Jatón aseguró que para la celebración del Año Nuevo se incrementarán los controles de alcoholemia. Además el municipio participará del proceso judicial en la denuncia a los organizadores y a los propietarios de los inmuebles en los que se realicen eventos ilegales. Las multas pueden superar los $ 80.000.

El intendente Emilio Jatón se refirió a las reuniones no autorizadas que se realizan en la ciudad. En este sentido, el mandatario anticipó que además de intensificar los controles e incrementar las multas, el municipio se constituirá como querellante y será partícipe principal en el proceso de denuncias ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

“Preocupa el comportamiento de algún sector de la población que a veces parece no entender el problema que tenemos. Por eso vamos a incrementar al doble las multas por las fiestas clandestinas, nos vamos a incorporar al proceso judicial y denunciaremos a las personas que las hagan y a los dueños de los domicilios, pero además vamos a sumar más controles de alcoholemia”, dijo el intendente.

Vale recordar que las multas que corresponden por desobediencia del Art 16 bis (Ordenanza Nº 7882 y sus modificatorias) más por ruidos molestos y bailes o espectáculos no habilitados, pueden superar los 80.000 pesos. El valor de la sanción establecido en dicho artículo referido al incumplimiento de las medidas de prevención del Covid-19 es de 100 a 1000 UF (Unidad Fija).

“Entendemos que estos momentos son claves para poder frenar esa segunda ola de la pandemia y vamos a trabajar respecto a eso”, resumió Jatón.