El gobierno provincial está culminando con las tareas de restauración, puesta en valor y refuncionalización de la Casa del Brigadier “Estanislao López” ubicada en la intersección de la avenida General López y 9 de Julio de la ciudad.

La obra, que comenzó en marzo de 2019, ya tiene un avance del 99%, según aseveraron fuentes dl gobierno provincial. Restan los trabajos de limpieza de la propiedad.

“La obra extendió su plazo inicial de 9 meses porque durante el proceso aparecen cuestiones constructivas que se resuelven in situ. Se trata de una construcción patrimonial que tiene paredes de adobe, frisos, cielorrasos, los cuales tuvieron que ser reconstruidos por especialistas, y sin alterar la ‘historia e imagen’ de la casa. Por esto, desde un inicio, se trabajó con la Comisión Nacional de Monumentos”, dijo la secretaria de Arquitectura y Obras Públicas, Leticia Battaglia.

“Los trabajos apuntaron a mantener la autenticidad e integridad del edificio, y en muchos casos reconstruyendo con los mismos materiales de la época, para mantener la originalidad del patrimonio y las diversas intervenciones que tuvo en los distintos períodos históricos”, aseguró la funcionaria.

La casona

Construida sobre muros de adobe en el año 1812 por el protomédico Manuel Rodríguez, la casa fue habitada por el brigadier Estanislao López entre los años 1819 y 1838. El brigadier vivió en esta casa hasta su muerte en junio de 1838.

A principios del siglo XIX, el solar fue adquirido por el mencionado doctor, suegro del Brigadier López, quien reedifica la casa. En 1872, el nuevo propietario de la casa, Daniel De la Torre, realiza importantes modificaciones (siguiendo un estilo italiano) y le agregó el segundo piso, como hoy se la conoce. En 1942, la casa es declarada Monumento Histórico Nacional, y desde 1946 fue la sede del Archivo General de la Provincia de Santa Fe (hasta enero de 2017). Y en 1963, el gobierno de la provincia se la compró a los últimos propietarios.