Los conocidos de la persona fallecida llevaron un parlante y decidieron despedirlo de esa manera. Además de la sorpresa, la situación también causó indignación por la gran cantidad de gente que participó del velorio.

Javier Fabián Cáceres, de 41 años, fue baleado en la ciudad de Concordia y falleció el sábado pasado; más allá del hecho lamentable lo que dio para hablar fueron las circunstancias de su cortejo fúnebre en el cementerio local. Una gran cantidad de gente participó de la despedida lo que generó una aglomeración en el cementerio donde no se respetó el distanciamiento social. Pero más allá de esta postal, que suele repetirse en otras situaciones también, la nota de color estuvo dada porque los familiares de Cáceres decidieron despedirlo al ritmo de la cumbia.

Fue así que se organizaron y llevaron al cementerio un parlante para acompañar toda la caminata del cortejo que ingresó por calle Villaguay; además una de las personas que llevaba el féretro en sus hombros agitaba una remera. En el video se puede ver como uno de los empleados del lugar era quien llevaba el artefacto musical.

Indignación por la aglomeración de personas

Desde el cementerio local, explicaron que en cada servicio que se hace pueden participar cinco o seis personas para acompañar, “no pueden venir más lamentablemente. Fueron dos o tres casos excepcionales de aglomeración de gente. Pedimos disculpas a la sociedad porque a la gente no la pudimos parar”, señaló a El Sol Esteban Corrado .

“El velorio del 9 de enero fue bastante atípico por la circunstancia de lo ocurrido. Nosotros siempre pedimos el distanciamiento social pero lamentablemente la gente no nos hace caso”, indicó el trabajador del lugar.

Corrado dijo que “sabemos entender el dolor. pero también entendemos que no podemos ir en contra de ese dolor. A nosotros nos preocupa el tema porque estaba la policía afuera y también nuestra seguridad, pero no podemos hacer otra cosa. Como referentes no vamos a arriesgar a nuestros compañeros que trabajan y hacen las sepulturas”.