Las hermanas del ex futbolista denunciaron que tuvieron dificultades para poder visitar los restos de Maradona. La dura desmentida de Dalma y el viejo reclamo de Rocío Oliva.

Sigue la feroz interna entra las hermanas de Diego Maradona y las dos hijas mayores del ex futbolista, Dalma y Gianinna. Luego de cumplirse un mes de la muerte del ex futbolista, su familia denunció las dificultades que deben sortear cada vez que quieren ingresar al cementerio de Bella Vista en el que descansan los restos del “Diez”. Quiénes controlan el ingreso al lugar, la furia de la hija mayor de Claudia Villafañe y el viejo reclamo de Rocío Oliva.

“Un verdadero escándalo se suscitó a propósito de la visita de una de las hermanas de Diego al cementerio de Bella Vista donde quiso ingresar para llevarle flores a su hermano. Estamos hablando de Claudia, la octava hermana. En este caso, no estaba anotada en la lista de ingreso; razón por la cual tuvo que llamar y después esperar a que finalmente respondiera Gianinna Maradona, quien fue la que habilitó el paso de Claudia”, denunció Luis Ventura, público defensor de las hermanas Maradona.

Atenta a lo que sucedía en la televisión, Dalma se comunicó con las autoridades del cementerio privado en el que sus hijas mayores decidieron enterrarlo para poder visitar sus restos lejos del asedio mediático. “Hablé con la gente del cementerio y me confirman que nunca una hermana de mi papá tuvo problemas para ingresar, ya que todos sus hermanos y hermanas, así como sus hijos están autorizados. Por lo tanto, también es mentira que Gianinna tuvo que autorizar la entrada. No mienta más, Luis Ventura”, disparó desde Twitter.

“Es agotador tener que escuchar las mentiras que dice Luis Ventura. La pregunta es: ¿miente porque le pagan para hacerlo o sólo porque nos odia sin motivo aparente? Habla de que se reunió mi papá como si fueran amigos. Si yo te dijera cómo le decía mi papá a él”, desafió la hija mayor del “Diez”, pese a que cada información que el periodista publicó fue respaldada por el testimonio de las hermanas Maradona.

Luis Ventura fue acusado de mentiroso por Dalma Maradona

El reclamo por la autorización para visitar la tumba de Maradona también tuvo a Oliva en el candelero. Todo comenzó cuando Dalma, que venía manteniendo un hermético silencio tras la muerte de su papá, apuntó directo contra Oliva. “No miro tele, pero por redes me entero. Lo del velorio lo dejé pasar porque si no lo querías ver en vida, para qué ir ese día. Que hablaras de mi mamá durante una semana lo dejé pasar (jamás serás ni la mitad de mujer de lo que es ella). Ahora… ir a los programas a hablar de mi relación con mi papá. ¡No querida! Te ruego que no me hagas hablar. ¡No me nombres más Rocío Oliva! Imagino que podrás sostener tu trabajo sin nombrar a mi mamá, a mi hermana y a mí, ¿no? Y encima mintiendo”, disparó sin reparo.

“¡En Dubai yo estuve con y sin vos! Porque esos siete años de los que hablás tuvieron varias intermitencias. No me molesta que hablen de mi casamiento, me molesta que hables vos que no tenés idea si yo resolví ese tema con mi papá o no”, sumó Dalma, desde su cuenta de Twitter, al tiempo que denunció: “La última vez que viajé, yo era la que desayunaba todos los días con él. Y vos ‘estabas’ ahí. En vez de contar las veces que viajé yo, preocúpate por acordarte de lo que hacías vos cuando estabas en Dubai”.

La hija de Maradona no sólo recordó la presunta negativa de Oliva de reencontrarse con el “Diez” semanas antes de su muerte -algo que Oliva insiste en que es mentira y que jamás sucedió-, sino que además advirtió que la ahora panelista televisiva ni siquiera fue a dejarle una flor al cementerio de Bella Vista en el que descansan los restos de Maradona.

“Una semana hablando del velorio en la tele y no lo fuiste a ver ni una vez al cementerio. No hables más de mi familia porque empiezo a hablar de la ruya. Me pudriste. Claramente preferiría no hablar de nada, pero es agotador escuchar mentiras todos los días. Y, en general, todos los que hablan en nombre de mi papá me dan ganas de vomitar. Desde un abogado, hasta una ex u otra diciendo a quién amo y a quién no. Tengan dignidad”, remató.

Como era de esperarse, Oliva aguardó al inicio del programa en el que trabaja para dar la esperada respuesta. “Yo insisto. Salieron los audios de Diego donde él dice que no fue al casamiento de Dalma porque no invitaron a sus hermanas. Voz autorizada de Diego. No creo que nadie se pueda ofender porque lo dijo Diego”, arrancó.

“Tampoco me puede poner un bozal legal para que no cuente lo que viví con Diego. Yo si quiero lo digo. El tema si puedo hablar de ella o de la hermana, yo estoy hace un año en los medios; en la radio y en la televisión. No es de ahora porque hablo de Diego”, se defendió.

Consultada sobre la denuncia de Dalma de que no visitó la tumba de Maradona, Oliva aclaró: “Al cementerio no puedo ir. No me dejan que lo haga. Nadie puede entrar, sólo su familia directa. Yo sé que no puedo entrar. Hay custodia. No quiero que me pase lo del velorio. Yo sé que no puedo entrar”.

Por último, Oliva redobló la apuesta y acusó a Dalma de “conventillera”: “Claramente no la quiere terminar, quiere conventillo. No sé por qué habla de mi familia, no la conoce. No me asusta. Ellas son de manejarse con la amenaza atrás. La vida no es así. La guerra no es conmigo, es con todos. Con Morla, con Jana, con Diego Jr, con quien se les ponga adelante. No todo el mundo conoce la palabra ‘perdón'”.