La conocida sexóloga belga Kaat Bollen renunció a su licencia de psicóloga luego de que la Comisión Belga de Psicólogos la haya amonestado por publicar fotografías “indiscretas” y por dirigir una película pornográfica.

Bollen es egresada de la Universidad Católica de Leuven, escribió tres libros sobre sexo y se hizo conocida como panelista en algunos medios de comunicación de Benelux hablando sobre erotismo. Su último trabajo fue “A Girls Getaway”, una película pornográfica para mujeres.

Su alta exposición hizo que un anónimo la denunciara en la Comisión Belga de Psicólogos, el organismo responsable de entregar la matrícula oficial para ejercer la profesión de psicóloga en Bélgica.

El comité de ética la apercibió por las fotos sugerentes de su Instagram, pero su cuenta luce más bien familiar
El comité de ética la apercibió por las fotos sugerentes de su Instagram, pero su cuenta luce más bien familiar Crédito: Instagram @kaatbollen

Fue así que un comité disciplinario emitió una advertencia contra Bollen, quien en su cuenta de Instagram se muestra haciendo vida familiar junto a sus hijos como cualquier otra persona, pero luego suspendió temporalmente su licencia por violar el código de ética según el cual “el comportamiento de un psicólogo no puede dañar la reputación de la profesión en general”, según consignó el sitio Vice.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Kaat Bollen (@kaatbollen)

La renuncia al ejercicio de su profesión

Frente a esto, y después de un gran revuelo en las redes de parte de activistas criticando la decisión del comité, Bollen dijo que renunciaría por completo a su licencia de psicóloga.

“¿Por qué es sexy y/o femenino es indigno”, escribió Bollen. “¿Y desde cuándo los psicólogos juzgamos la dignidad de los demás? ¿No deberíamos tener una mente abierta y fomentar la autenticidad? ¿Desde cuándo, como psicólogos, debemos ser más dignos que los demás? ¿No somos solo personas tratando de estar ahí para otras personas? ¿No es nuestra fuerza como psicólogo precisamente el ser humano y el encuentro entre dos personas reales?”, argumentó Bollen en su cuenta de Instagram.

“Si ser psicóloga en 2021 significa que no puedo ser yo misma (¡ni siquiera en mi vida privada, porque de eso se trata!), entonces preferiría no ser psicóloga”, anticipó. “Por eso, he decidido dar por terminada mi membresía en el comité de psicólogos (y por lo tanto también renunciar a mi título de psicólogo). Eso duele y es difícil”, lamentó.

"He decidido dar por terminada mi membresía en el comité de psicólogos (y por lo tanto también renunciar a mi título de psicólogo)", lamentó Kaat Bollen
“He decidido dar por terminada mi membresía en el comité de psicólogos (y por lo tanto también renunciar a mi título de psicólogo)”, lamentó Kaat Bollen Fuente: Archivo – Crédito: Instagram Kaat Bollen

El caso escaló a tal nivel que llegó al gobierno de Bélgica. El ministro de Igualdad de Oportunidades, Bart Somers, dijo que “es inaudito que en 2021 a las mujeres en Flandes se les siga diciendo cómo deben o no vestirse”, tuiteó. “Como ministro de Igualdad de Oportunidades, voy a discutir esto con el comité de psicología la semana que viene. No necesitamos una policía de la vestimenta aquí”.

Bollen también recibió el apoyo de la psicóloga clínica Lotte De Schrijver, quien alertó sobre las ramificaciones de la decisión para el futuro de la profesión.

“De nuestra formación básica ya aprendemos que para ser un buen psicólogo, tenemos que utilizar una actitud abierta y sin prejuicios, en combinación con una neutralidad terapéutica”, dijo. “También aprendemos a no dejarnos guiar por estereotipos y prejuicios. Cada persona es única”.

“Lo amenazante de esta decisión es el mensaje que transmite, es decir, que la autoexpresión solo es posible si cumple con ‘colorear dentro de las líneas’ cuando se desea seguir una determinada carrera”, concluyó.