La máxima autoridad de salud de África instó hoy al continente a prepararse para iniciar la inmunización contra el coronavirus con las primeras dosis conseguidas, mientras que Túnez se confinó para contener una “crisis” provocada por un gran aumento de casos.

Ayer, Unión Africana (UA) anunció haber obtenido 270 millones dosis de vacunas contra la Covid-19 para los países del continente, la mayoría de los cuales no pueden costear la inmunización de su población.

Su organismo de salud, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de África (CDC), llamó hoy a los Gobiernos del continente a tomar medidas urgentes para prepararse para empezar a suministrar las vacunas a sus poblaciones.

“No podemos esperar. No es una vacuna contra la poliomielitis o el sarampión. Tenemos que hacerlo rápido. Nuestras economías están sufriendo, nuestras poblaciones están muriendo”, dijo en conferencia de prensa John Nkengasong, director de CDC África.

El organismo se fijó una meta del 60% de los africanos vacunados contra Covid-19 entre 2021 y 2022.

Nkengasong afirmó que los Estados deben actuar con rapidez para organizar los lugares de almacenamiento en las grandes ciudades, formar al personal sanitario, garantizar el suministro de material y establecer sistemas eficaces de seguimiento de las vacunaciones.

También precisó que en los próximos días los gobiernos podrán comenzar a realizar pedidos a través de una plataforma de la UA, informó la agencia de noticias AFP.

Según esta última, entre abril y junio estarán disponibles al menos 50 millones de dosis.

Las vacunas de la UA -suministradas por Pfizer/BioNTech, AstraZeneca y Johnson & Johnson- complementarán las obtenidas a través de Covax, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y socios privados, que busca un acceso equitativo a estos productos.

África registró 3,1 millones de casos de Covid-19 (3,5% del total mundial) y casi 75.000 muertes (2,4% a nivel global), según datos del CDC África.

También hoy en África, autoridades de Túnez anunciaron un confinamiento de cuatro días a partir de este jueves ante un incremento de los casos de coronavirus en las últimas semanas, que causó una situación “crítica”, según el ministro de Salud, Fauzi Mahdi. Mehdi resaltó que la medida estará en vigor hasta el domingo y que incluirá un toque de queda de 16 a 6, acompañado del cierre de todos los centros educativos hasta el 24 de enero.

Asimismo, hizo hincapié en que “la situación sanitaria en el país es crítica y peligrosa” y admitió que las tasas de contagio son “muy elevadas”, en medio de un repunte desde el mes de septiembre, informó la agencia de noticias Europa Press.

El Gobierno tunecino se había mostrado reacio hasta ahora a declarar un confinamiento y ha optado por un toque de queda nocturno desde octubre, si bien el incremento constante de los casos ha hecho saltar las alarmas en el país africano.

El confinamiento entrará en vigor en un día en el que el país conmemora los diez años de la salida del poder de Zine el Abidine ben Alí, quien huyó del país el 14 de enero de 2011 tras varias semanas de movilizaciones populares en su contra.

Las autoridades tunecinas han confirmado hasta la fecha 162.350 casos de coronavirus, con 5.284 fallecidos, según datos facilitados por el CDC África.