Dos mujeres denunciaron e hicieron detener a su padre, un hombre de 72 años, al que acusaron de abusar sexualmente de su propia nieta, la hija de una de ellas, una nena de cuatro años.

Dijeron que ya encontraron a otras víctimas de este hombre y afirmaron que ellas mismas lo sufrieron cuando eran pequeñas. «Es un malnacido bastardo», dijeron.

Yanina aseguró que su padre admitió que había «tocado las parte íntimas de la nena y la besó en la boca».

La mujer contó que días atrás ella tuvo que trabajar en horario nocturno y que se encontró con una situación extraña al regresar a su casa, en barrio Ludueña, en inmediaciones de Junín y Avenida de la Travesía.

«Volví una noche a mi casa y estaba mi papá, ese bastardo, y lo vi nervioso y raro, y también a mi hija, no sabía ni qué decir», recordó Yanina, y señaló: «Él abusó de mi hija y ella le pedía que no, que por favor no, y ese hijo de mil puta seguía y seguía».