Fue en el pico del temporal, cerca de las 10 en una vivienda de Virasoro al 3000..
Por la tormenta, un pesado árbol cayó sobre una casa y dejó atrapada a una pareja de adultos mayores.

Crónica de una caída anunciada. El título de la nota recuerda a una carta de lectores enviada a mediados de la década del 90 por una lectora de La Capital a través de la cual pedía a la Municipalidad que extrajera un paraíso que no solo provocaba el levantamiento de la vereda sino que también se indicaba el riesgo de caída que presentaba el añoso ejemplar. Finalmente, el árbol cedió. Este viernes, en medio de la feroz tormenta que se abatió sobre Rosario, se dio un hecho similar: un pesado árbol se desmoronó sobre una vivienda en la zona sur. Sus moradores recordaron que venían reclamando hace tiempo para que lo sacaran pero nadie los escuchó.

El pesado ejemplar se desmoronó alrededor de las 10 y quedó apoyado sobre la vivienda ubicada en Virasoro 3072. Sus raíces habían sido arrancadas de cuajo y el árbol literalmente tapó el ingreso a la vivienda donde vive una pareja de adultos mayores.

Erica, vecina del lugar, comentó a Canal 3 que estaba dentro de la vivienda y escuchó “algo como si fuera un trueno muy fuerte. Me asomé a ver y noté que el árbol había arrancado la reja y ahora por esta puerta no se puede salir”, señalando hacia una puerta de reja de color negro.

Reclamos por el árbol
La mujer recordó que “hace mucho tiempo que estaba hecho el reclamo para que sacaran este árbol y nunca vinieron. Ya se había caído una gran rama hace un mes pero nadie respondió. Era sabido que esto iba a pasar.

La mujer comentó que ahora “hay un matrimonio de adultos mayores que no puede salir”.