Tropas iraníes prueban con éxito esos proyectiles tierra-tierra y nuevas aeronaves no tripuladas en el desierto.

Irán realizó unos ejercicios militares este 15 de enero en los que lanzó misiles balísticos tierra-tierra y probó unos nuevos drones de fabricación nacional, según informaron medios locales.

En este simulacro realizado en la región central del desierto iraní y supervisado por el comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán, el mayor general Hossein Salami, todos los proyectiles alcanzaron sus objetivos.

Este video muestra imágenes del lanzamiento simultáneo de varios misiles y de los ataques de las aeronaves no tripuladas.

Según la agencia AP, en los ejercicios se lanzaron misiles balísticos de combustible sólido Zolfaghar y Dezful, con un alcance de 700 y 1.000 kilómetros, respectivamente. Anteriormente, se informó de que la ojiva del nuevo misil balístico Dezful, versión modificada del Zolfaghar, pesa casi media tonelada.

Esta semana, Teherán también llevó a cabo ejercicios navales en el golfo de Omán, en los que disparó misiles de crucero y que contaron con la participación de sus dos nuevos buques de guerra de fabricación propia: el portahelicópteros Makran y la fragata portamisiles Zereh.

Las tensiones entre Irán y EE.UU. se han intensificado en las últimas semanas después de que Teherán incautó un petrolero surcoreano y Washington envió un submarino al golfo Pérsico.

A principios de enero, el Pentágono también revocó su decisión de retirar su portaaviones USS Nimitz de aguas de Oriente Medio.