El evento se desactivó en calle Cándido Pujato al 3400. Había 54 personas dentro de una vivienda. Una mujer tuvo que declarar en la comisaría y se labraron actas de infracción.

A pesar de las restricciones nocturnas dispuestas por el gobierno Nacional y acatadas por el gobernador Omar Perotti las fiestas clandestinas y reuniones sociales con un excesivo número de personas se siguen desarrollando en la ciudad.

En la noche de ayer fue desactivada una fiesta clandestina en un departamento en un primer piso de una vivienda situada en calle Cándido Pujato al 3400.

Tras la denuncia al 911 personal policial y de la secretaría de Control de la Municipalidad se hizo presente en el lugar y constató que se desarrollaba un encuentro que violaba el DNU que dispone nuevas restricciones nocturnas en la ciudad.

Con la llegada de los efectivos se pudo constatar que en el lugar se desarrollaba una fiesta con 54 personas dentro de una vivienda.

La dueña de la casa declaró ante los efectivos que se trataba de un cumpleaños y que no se tomó dimensiones de las personas que iban a asistir.

Seguidamente personal municipal procedió a realizar acta de infracción correspondiente y a la femenina se la traslado a la seccional para continuar con trámites de rigor.