Se trata de una fábrica de aditivos para alimentos balanceados y una planta de biodiesel y coadyuvantes para productos agrícolas.

El parque industrial que la comuna de Bigand tiene establecido a la vera de la ruta provincial Nº 14 a casi dos kilómetros del radio urbano sumará dos nuevos emprendimientos que fortalecerán el potencial productivo con que cuenta esta localidad del departamento Caseros.

Una de las iniciativas prevé la instalación de una fábrica de aditivos para alimentos balanceados cuyos propietarios son de la vecina localidad de Máximo Paz. Mientras que el otro proyecto que se convertirá en realidad en pocos meses es impulsado por dos jóvenes bigandeses y consiste en la puesta en marcha de una planta de biodiesel y coadyuvantes para productos agrícolas.

Así lo confirmó a La Capital el jefe comunal Alejandro Ruggeri, al tiempo que destacó el desarrollo que tuvo el predio fabril desde que fue inaugurado ya hace más de una década con el propósito de promover la radicación de industrias locales y atraer nuevos capitales para la generación de empleo.

El parque ya cuenta con una veintena de establecimientos fabriles y de servicios en pleno funcionamiento, además de una incubadora de empresas que alberga desde 2019 a un grupo de emprendedores locales que apostaron a la producción con el acompañamiento del Estado local.

“Estamos muy satisfechos con el crecimiento que se está dando en el parque industrial que cuenta con todos los servicios y comodidades para que las empresas puedan desarrollar sus operaciones productivas”, dijo Ruggeri.

En esa línea destacó como ventaja el hecho de estar emplazado “en un lugar estratégico cerca del cruce de las rutas provincial 14 y nacional 178 y a solo una hora de Rosario, lo que resulta atractivo para encarar inversiones”.

Ruggeri, sostuvo que “siempre creímos en este proyecto porque estamos convencidos que es muy importante promover la diversificación de la economía en nuestra localidad que, como el resto de las poblaciones de la zona, depende fundamentalmente de la actividad agrícola ganadera”.

Y en ese marco, renovó el compromiso de seguir avanzando en políticas públicas que apunten a “incorporar valor agregado y generar mano de obra calificada con la vista puesta en que los jóvenes se quedan en la localidad y no tengan que emigrar a las grandes urbes por falta de oportunidades”.

“Eso _añadió_ hay que hacerlo de manera ordenada a través de una planificación territorial que sea acorde a las normativas vigentes con un fuerte apego por el cuidado del medio ambiente y el desarrollo sustentable, tal como fue pensado y diseñado el parque industrial de Bigand”.

El predio cuenta con 16 hectáreas y está proyectado ampliarlo, para lo cual la comuna ya inició gestiones ante la provincia.

El mandatario bigandense explicó que “además de emprendimientos locales también se encuentran radicadas empresas de distintas localidades de la región y de Rosario y la idea es seguir generando condiciones para sumar más emprendimiento como los que comenzarán a funcionar dentro de poco tiempo”.

Las industrias que pueblan el parque industrial son diversas ya que van desde sectores del servicio y de la producción como fábricas y talleres metalúrgicos, así como de logística y hasta una fábrica textil, entre otras.

Reciente se realizaron una serie de mejoras que incluyeron, entre otros trabajos, la estabilización de calles internas con material granular y la construcción de 2.500 metros lineales de cordón cuneta. En ese sentido, Ruggeri valoró el acompañamiento que viene recibiendo desde los gobiernos nacional y provincial.