El vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, tiene coronavirus y por eso permanece aislado, aunque su estado general de salud es bueno, informaron hoy las autoridades.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, informó a través de su cuenta en la red social Twitter que Velázquez “se encuentra en buen estado de salud y guardando aislamiento”.

Mazzoleni también recomendó a todas las personas que estuvieron en contacto con el número dos del país que se sometan a la prueba de Covid-19 si presentan algunos de los síntomas de la enfermedad.

El domingo pasado, Velázquez estuvo en un encuentro político en el Departamento de San Pedro y, según el sitio del diario Última Hora, las fotos de esa reunión muestran que varios participantes estaban sin barbijos.

El positivo del vice se da curiosamente apenas un día después de que se incendiara la sede de la Vicepresidencia y Velázquez y otros funcionarios del área debieron ser evacuados.

Hace semanas fue el ministro del Interior, Euclides Acevedo, quien dio positivo en coronavirus.

Como otros países de la región, Paraguay está atravesando una suba en su número de contagios, y en la primera semana del mes registró las cifras más altas desde el inicio de la pandemia, con más de mil casos diarios.

Alto Paraná, Itapúa y Caaguazú son departamentos que empeoraron su situación, aunque los cuadros más críticos siguen siendo en Asunción y el Departamento Central.

Desde marzo de 2020 hasta hoy, 120.789 personas contrajeron el virus, y casi 96 mil se recuperaron. Hasta el momento también se registraron 2.479 fallecimientos.

La preocupación actual, según diarios asunceños, es el alto nivel de personas internadas tanto en camas comunes como en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

En tanto, el representante de la OPS/OMS en Paraguay, Luis Escoto, estimó que el país puede acceder a la vacuna en marzo o abril de este año a través del mecanismo Covax, el acuerdo internacional público-privado que busca que inmunización llegue a todas partes del mundo.

En declaraciones a Telefuturo, Escoto destacó “los esfuerzos” de Paraguay para acceder a una vacuna eficaz y estimó que podría haber dosis disponibles a finales de marzo o abril mediante el mecanismo Covax, al que Asunción ya destinó 50 millones de dólares.

“Los líderes están trabajando muy de cerca para tener la vacuna a la mayor brevedad. De acuerdo a estimaciones, podríamos tener una vacuna o a finales de marzo o a finales de abril. A eso estamos apostando”, remarcó.