Una denuncia anónima a la central 911 derivó en un operativo policial que tuvo como resultado la desarticulación de una fiesta clandestina que se desarrollaba dentro de un domicilio de la Calle 84, en Arroyo Leyes, informaron fuentes policiales.

 

De la misma participaban unos 60 jóvenes al momento del ingreso de los uniformados, quienes no permitieron la salida de los participantes de la fiesta (prohibida por la ley en el marco de la pandemia por coronavirus) hasta tanto se labró el acta correspondiente.

De la misma participaban unos 60 jóvenes al momento del ingreso de los uniformados, quienes no permitieron la salida de los participantes de la fiesta (prohibida por la ley en el marco de la pandemia por coronavirus) hasta tanto se labró el acta correspondiente.

Personal policial secuestró 10 vehículos (los que se encontraban estacionados dentro del predio donde se realizaba la fiesta) y una barra con bebidas alcohólicas. Por el hecho, se imputará al organizador de la fiesta.

La policía secuestró numerosas botellas de bebidas alcohólicas y trasladó hasta la sede de la subcomisaría 20 a unas 60 personas, todas de entre 20 y 25 años de edad. Por el hecho, se imputará al organizador de la fiesta.