Gian Mazzuchelli fue visto por última vez el sábado a la madrugada cuando se lanzaba al arroyo Villanueva, en la costa del country Santa Catalina, en Villa La Ñata. Se retomaron las tareas de rescate en la mañana del domingo.

Tensión, preocupación y misterio se vive entre los vecinos de los barrios privados Santa Catalina y San Benito, en Villa La Ñata: un joven de 17 años se metió en un arroyo que une ambos barrios durante el sábado a la madrugada y, transcurridas 24 horas, permanece desaparecido.

Se trata del adolescente Gian Mazzuchelli, residente en el barrio Santa Catalina, de Tigre, quien fuera visto por última vez por las cámaras de seguridad del country el sábado cerca de las 3.35 de la mañana y que desde las 4 de ese mismo día está con paradero desconocido.

El incidente salió a la luz luego de que un guardia de seguridad del country asegurara haber visto a una persona arrojarse al arroyo artificial Villanueva, que conecta el barrio Santa Catalina con el barrio San Benito, muy cerca del paseo comercial de Villa La Ñata.

El incidente dejó estupefacta a la familia y a toda la comunidad del barrio privado. Según declaró el propio padre del joven, Felipe Mazzuchelli, el chico de 17 años había permanecido la noche del viernes junto a su familia en su casa y luego se quedó a dormir dentro de su domicilio.

El arroyo donde cayó el joven de 17 añosEl arroyo donde cayó el joven de 17 años

La policía de la Provincia de Buenos Aires pudo acceder a un clip de video tomado por unas cámaras de seguridad ubicadas en las cercanías de los lotes 552 y 550 del barrio Santa Catalina. Allí se puede ver al adolescente correr por la calle del barrio dando vueltas, con los brazos extendidos, como si estuviera bailando.

Una vez que los efectivos de la policía de la Provincia y personal de la UFI de Benavídez acudieron al lugar, lograron hallar el teléfono celular, de marca iPhone, del muchacho en una de las orillas del arroyo.

El equipo de rescate está conformado por representantes de distintas fuerzasEl equipo de rescate está conformado por representantes de distintas fuerzas

Según pudo averiguar Infobae, las tareas de búsqueda y rescate se frenaron en la noche del sábado y fueron retomadas a primera hora de hoy, domingo, con luz solar.

El operativo de búsqueda del adolescente desaparecido está siendo llevado a cabo por buzos de la Policía Bonaerense, efectivos de policía científica siniestral, bomberos voluntarios de Tigre y personal de Defensa Civil.

Los expertos creen que en el transcurso del domingo y de la primera mitad del lunes podrá ser encontrado Mazzuchelli, siempre ante la hipótesis de que el joven no haya podido salir del arroyo.

Todavía no se pudo determinar si el joven de 17 años había consumido alcohol o algún tipo de droga, antes de emprender la caminata por el barrio privado y lanzarse al agua.

La familia y los amigos de Gian lanzaron una campaña en las redes sociales, solicitando a los internautas cualquier tipo de información sobre el paradero del adolescente.

“Por favor, gente de Villa La Ñata y Dique Luján, estén atentos. Gian no aparece todavía y estamos desesperados. Sabemos que cayó en el arroyo Villanueva, enfrente del barrio San Benito (…) Estamos buscando a Gian desde hoy a las 4 de la mañana, si alguien sabe algo, lo vio, o está con él, porfa que avise a la policía”, rezaba el mensaje escrito en las redes por un amigo del joven desaparecido.

El caso de Gian Mazzuchelli tiene puntos de contacto con un episodio similar ocurrido a mediados de diciembre pasado, cuando Guido Orlando, un joven de 23 años desapareció tras caer con su kayak a las aguas del lago artificial del barrio Puertos del Lago, en Escobar.

Guido Orlando, el joven de 23 años que murió después de que se volcara su kayak en un lago de un barrio privado de EscobarGuido Orlando, el joven de 23 años que murió después de que se volcara su kayak en un lago de un barrio privado de Escobar

El joven desapareció el 11 de diciembre, mientras navegaba con un amigo, que logró salir a flote después de la caída. El cuerpo de Orlando fue encontrado tres días después: estaba a 20 metros de la costa y a unos 8 de profundidad.