Vecinas compraron un foco y pagaron la instalación de forma particular. Sin embargo, la luz sigue siendo escasa y la inseguridad va en aumento.

Vecinas de Guadalupe Oeste, cansados de la falta de respuesta, se comunicaron con los medios para elevar un reclamo. Desde febrero del 2020 que están sin alumbrado público.

Se trata de Avellaneda al 7600, en su intersección con Regimiento 12 de Infantería. “Tenemos la peatonal de la delincuencia acá. Tenemos oscuridad, un baldío enfrente, una casa abandonada y no tenemos respuesta de nadie” dijo una de las vecinas damnificadas .

Primero fue un foco, y pronto se convirtieron en tres, aseguran las mujeres que al menos repongan el foco y no las tulipas si hay faltantes.

“Con una vecina tuvimos que poner nuestro propio foco y pagar la instalación, nos salió 5 mil pesos” agregó otra muy enojada.