Sucedió en Estados Unidos y el hecho ya se hizo viral. Los detalles.

Un hombre se convirtió en el primer receptor afroamericano de un trasplante de rostro completo después de someterse a una sofisticada operación. Robert Chelsea recibió la ayuda pero su rostro luce irreconocible.

Robert sufrió un gravísimo accidente cuando estaba esperando a que su automóvil se enfriara al costado de una autopista en Los Ángeles cuando un conductor ebrio chocó contra su vehículo, que estaba envuelto en llamas.

El hombre sufrió quemaduras en más del 60 por ciento de su rostro y cuerpo, perdiendo también sus labios, parte de su nariz y su oreja izquierda.

En 2019, no solo se convirtió en la primera persona de color en recibir un trasplante de rostro completo, sino también, a los 68 años, en el mayor. “Desde el trasplante he contraído diabetes, que ha afectado a mis riñones “, comenzó diciendo Chelsea. “Es sorprendente la cantidad de órganos internos que se han visto afectados como resultado del trasplante de cara”, agregó.

En ese sentido, siguió con su relato: “Al principio pensé que era una tontería. Tuviste todo este accidente, y ahora, de repente, tienes un trasplante facial completo y pasas por una situación completamente diferente. Me di cuenta de que lo estaba haciendo por motivos de salud, ahora estoy como, ‘Está bien, veo los beneficios de eso'”.

“Ciertas cosas me impactan. Imagina tener un hombre, que fue tu papá durante 31 años, y luego te despiertas y hay un hombre completamente diferente. Es triste que tenga que abrir la boca para que me dé cuenta de que ese es mi papá. Tener un trasplante de cara tiene un gran potencial de cambiar la vida” sentenció, según publicó la BBC.

“Todavía estoy tratando de acostumbrarme a identificarme con este nuevo rostro, sabiendo que en realidad vino de otra persona, y de la familia que fue tan amable de permitir que su ser querido compartiera su rostro y el resto de su cuerpo con él. la comunidad de donantes. Estoy sinceramente contento de haber pasado por eso y de que estoy pasando por ello. Quién sabe qué será lo próximo, pero día a día, se desarrollan nuevas misericordias” concluyó.