El mediático abandonó el camping donde se instaló durante la cuarentena y empezó a construir una mansión.

Guido Süller está más que feliz de empezar una nueva vida en la casa que diseñó con tanto amor. Aunque todavía está en plena obra, todo va quedando como lo soñó y espera pronto poder instalarse definitivamente. En una nota con Cortá con Lozano, mostró cómo está quedando el lugar y los “lujos” que tendrá.

El mediático eligió una piscina climatizada con paneles solares que comienza dentro de la vivienda y termina en el exterior, además el baño cuenta con grandes ventanales, ya que “es exhibicionista”. Como si fuera poco, reservó una habitación especial con mesa de pool para “cuando se quede algún chongo”. Sin embargo, advirtió que se encuentra soltero tras su separación de Tomasito.

El excomisario de abordo de Aerolíneas Argentinas dio a entender que hay una presencia muy extraña en el lugar. Tiene un cuarto especial con sus pertenencias que debió sellar, ya que a la noche “siente como un lamento”.

Guido Süller mostró con orgullo su nueva casa: "Cien por ciento idea mía, todo, yo la diseñé" | eltrece

Meses atrás, Guido había sido noticia porque en las redes sociales inventaron que tenía coronavirus. Dijeron que se había contagiado en un restaurante pero no era cierto. En diálogo con TN Show, aclaró que se estuvo cuidando muchísimo, y que se encontraba aislado en el camping de Zárate donde pasó casi toda la cuarentena rodeado de animales y mucha naturaleza. Cada quince días hacía una visita al supermercado, pero siempre respetando todos los protocolos para evitar infectarse.

Guido Süller mostró con orgullo su nueva casa: "Cien por ciento idea mía, todo, yo la diseñé" | eltrece

En aquel entonces también reconoció que su deseo era irse a la cabaña que se compró en una montaña de Ushuaia, pero tenía mucho miedo, ya que además de que no se podía viajar, allá había muchos casos de COVID-19. Sin embargo, se imaginaba cómo sería su vida cuando la pandemia de un respiro: “Me la imagino más espiritual, menos frívola, en contacto con la naturaleza y las cosas simples”.

En su nueva propiedad no está rodeado de montañas, pero sí de mucho verde, un lago y una tranquilidad que no encontraría en la ciudad. El 2020 fue muy delicado para él, ya que además se separó de Tomasito. “Me dejó. Cuando te casás jurás acompañarte en la salud y en la enfermedad, pero parece que se aburrió y se fue a divertirse y reventarse en boliches con excesos de todo tipo”, se limitó a comentar.

Por ahora invierte su tiempo en la obra y también llama a la reflexión. “Somos tiempo, no se olviden. Me di cuenta de que lo único que hago es esperar que esto termine, pero, como vemos, se hace cada vez mas largo. ¿Quién nos devuelve todos estos meses? Lo que creo que voy a hacer es adaptarme a esta nueva realidad y a empezar a encontrar momentos de felicidad dentro de esta pandemia. ¿Cómo? Todavía no lo sé. Pero lo voy a intentar. ¿Por algo se empieza, no?”, indicó.