La última ex novia del Diez volvió a protagonizar un fuerte enfrentamiento con su círculo más íntimo luego de su muerte. 

Los escándalos que envuelven a la familia de Diego Maradona y su círculo íntimo aún continúan después de su muerte. Esta vez está en el centro de la polémica Rocío Oliva, su última ex novia.

Si bien el astro del fútbol y la panelista estaban separados, durante el último tiempo de vida del Diez mantuvieron una relación de amistad, según el relato de ella. Sin embargo, una peculiar actitud hizo estallar la furia de todo el resto del entorno.

“Descubrieron que hay una extensión de una tarjeta de crédito que tenía Rocío en su poder y ahora encontraron que hubo gastos hasta los días posteriores de la muerte de Maradona. Eran gastos muy altos por parte de Rocío”, detalló la cronista.

Y agregó que si bien no trascendió el monto total de los consumos, aseguró que se trata de un número “altísimo que siguió después de la muerte del Diez”. Además contó cuál fue la reacción de la familia del ex DT de Gimnasia y Esgrima La Plata: “Se la vieron de baja. Cuando vieron el resumen, había muchos gastos en los días anteriores, pero incluso con Diego fallecido”.

Y Ángel de Brito disparó una picante reflexión: “O sea, sospechan que aprovechó y gastó hasta donde pudo”. Y la periodista le dio la razón.

Incluso reveló que la madre de Rocío todavía usa una camioneta de alta gama que era de Diego, y contó que desde el círculo íntimo “también están muy enojados” por eso. “Entiendo que si la maneja debe tener los papeles a su nombre o algún tipo de cédula”, aclaró para cerrar.