Este miércoles se lleva adelante la segunda jornada del paro de 72 horas decretado por Siprus para los trabajadores de la salud de Santa Fe. Amra aceptó la propuesta salarial y a fin de mes cobran el retroactivo y una suma por única vez, volviendo a la negociación en febrero.

Los trabajadores de la salud agrupados en el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus) continúan este miércoles con la medida de fuerza en reclamo de la paritaria. Se trata del segundo día del paro de 72 horas que se extenderá hasta el jueves. El Sindicato de Médicos de la República Argentina (Amra), por su parte, aceptó la propuesta salarial del gobierno y a fin de mes los trabajadores cobrarán el retroactivo y una suma por única vez. Volverán en febrero a la negociación.

Desde Amra confirmaron que la aceptación se dio tras la votación de sus afiliados. “A la propuesta salarial que bajó el gobierno, la pusimos a consideración y votación de nuestros afiliados. El 36% votó por el no y el 64% por el si, motivo por el cual se acepta la propuesta del gobierno”, dijo en Aire de Santa Fe el Pro Secretario Gremial de Amra, el doctor Néstor Rossi. De esta forma, los médicos de hospitales y centros de salud dan por terminado el conflicto que también dio lugar a protestas.

“Acordamos la apertura de paritaria la primera semana de febrero, seguir adelante con los nombramientos de personal contratado y el deposito entre los días 28 y 29 de enero de lo correspondiente al incremento salarial de diciembre y un monto fijo de $5.000 a los profesionales de la salud que estuvimos comprometidos con nuestro trabajo por única vez”, detalló Rossi sobre la propuesta aceptada. “Esperamos que con esta derecha que le hemos dado al gobierno, en febrero tengamos la reciprocidad de recibir la otra derecha”, cerró.

En cambio, los afiliados a Siprus continúan hasta el jueves con un paro. Mediante un comunicado, esa organización criticó a la gremial de los médicos por “firmar siempre propuestas a la baja”.

Siprus, al igual que Amra, había rechazado la primera propuesta del Gobierno provincial, que constaba de un 10% de aumento salarial, de los cuales un 6% tenía carácter remunerativo. En su comunicado, el sindicato también rechazó que “el 70% tenga aumentos por debajo de la inflación. Perjudicando más fuertemente a terapistas e intensivistas, a las guardias y a APS y a los que tienen más antigüedad, siendo que estos grupos pierden hasta 10% frente a la inflación”.

En reunión de conciliación obligatoria, Amra llegó a un acuerdo con el Gobierno provincial, que ofreció, además del porcentaje pautado, un incentivo que se abonará por única vez.